Crónica de una muerte anunciada

Tras la renuncia del Vicepresidente de la Nación, Carlos “Cacho” Alvarez, la Argentina entró en una crisis política-institucional con los días contados. En el analisis hecho los primeros días de noviembre de 2000 se veía claramente el comienzo del fin. Crónica de una muerte anunciada fue el título en referencia al fin de la Alianza, aunque hoy se pueda leer como el fin de una etapa.

¿Por qué se formó? Cumplido su fin, ¿a dónde va una coalición de dos partidos tan opuestos? Sin Alianza: nos gobiernan los radicales, Fernando De la Rua y su entorno o el titiritero del presidente? En ese caso ¿quién es? ¿Por qué el presidente está tan disperso y deja a Cristian Colombo gobernar el país? Los argentinos ¿a quién elegimos para que nos gobernara? Elegimos a la unión que nos presentaba a un político conservador y tradicional con fama de honesto y a otro dispuesto, según parecía hasta el momento, a todo con tal de cambiar la forma de hacer política en la argentina. Uno no ha demostrado capacidad de llevar adelante un país, el otro sigue sosteniendo que para cambiar algo que está mal lo mejor es irse. Cuando en realidad lo correcto sería no entrar, porque el pudo irse y pegar el portazo, pero los argentinos quedamos condenados por más de tres años. Pegado el portazo, los cambios a qué apuntan? Medio gabinete dio un paso al costado. Alberto Flamarique, de hombre fuerte del FREPASO (ministro de Trabajo y operador político del vicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez) pasó a ser hombre fuerte del presidente (secretario general de la presidencia y enemigo político de su anterior jefe) a hombre de nadie y a su casa. Nicolás Gallo comenzó como hombre fuerte del gobierno –asumió en el Ministerio de Infraestructura y Vivienda, creado para administrar y dirigir una fuerte inversión en el área que el gobierno iba a destinar a la obra pública para reactivar la economía y reducir la tasa de desempleo (algo así como el proyecto del traslado de la capital a Viedma) – pero fue uno de los “castigados” por el fracaso de las políticas inversionistas que daban razón de ser a su ministerio y de la crisis política que desató el escándalo en el Senado de la Nación, consecuencia de este fracaso se aproxima la disolución del ministerio en cuestión. Rodolfo Terragno, co- fundador de la Alianza, de los sectores más “progresistas” de la UCR, corrió suerte similar a la de su colega Gallo, de ser jefe de Gabinete, pasó a ser un desocupado. Desde Londres levantó un micrófono para decir algo que todos dicen pero que nadie cree, y que para la Revista 23 fue, en boca del presidente, el chiste del año: “no hay crisis”. Fernando de Santibáñez, pasó de ser el Señor Cinco y el más influyente de los hombres del presidente, a ser el más criticado de todos y por todos (hasta el presidente del partido gobernante, Raúl Alfonsin se ocupó de hacer declaraciones al respecto). Sin el hombre fuerte y supuestamente importante para el poder económico, en el gobierno se habla de la incorporación de Domingo Cavallo a las filas del equipo económico ¿es esto un manotazo de ahogado? ¿Es Cavallo una carta en la manga que se tenía guardada el presidente? O el fin de un gobierno que no ha llegado ni a la cuarta parte de su mandato? José Luis Machinea, de ministro de Economía a súper – ministro (incorporó a su curriculum la ocupación de ministro a cargo del Ministerio de Infraestructura y Vivienda que dejara Nicolás Gallo, hasta que se disuelva y pase a ser nuevamente una Secretaría más) pero poco después de este respaldo que le diera el presidente, su colchón político lo tambalea como arena movediza, ya que una de las versiones apunta al reemplazo del actual ministro por su colega Ricardo López Murphy, y otra corresponde a maliciosas historias que hablan, como adelantamos, ante el fracaso esperado (e inevitable para muchos) de Machinea y López Murphy la incorporación a la quebrada alianza del radicalismo con el FREPASO, del presidente del partido, que más oposición tiene del retirado vicepresidente Álvarez, Acción por la República.

Es común en los países en vías de desarrollo (condición que tienen in eternum) que los gobiernos se desgasten ante la imposibilidad de solucionar o reducir, que más no sea, los problemas de la gente. El actual presidente de la Nación ha hecho gala de esto y ha logrado que su altísima imagen (rondaba los 70 puntos el año pasado) decaiga en forma alarmante hasta ir por debajo de los 20 puntos que hoy cosecha en mediciones optimistas, quedando así por debajo del ex – presidente Carlos Menem. Todo esto, sumado a la ida de Chacho Álvarez pone al presidente al borde del abismo. Ahora la pregunta es: dividida completamente la Alianza (cuestión de días en la Cámara de Diputados –en el Senado esto ya ocurrió con el único senador frepasista), el presidente con quién va a gobernar? Chacho, al destruir la Alianza, no sabía que los días de De la Rua en el cargo estarían contados? Si no lo sabía sus años en política –muchos- no le fueron de mucha utilidad, y si lo sabía ¿por qué Graciela Fernández Meijide desvía las criticas a quienes en su opinión hacen golpismo? ¿Quién realmente dejó al presidente al borde de la debacle? ¿Cuál es el proyecto de Álvarez, a qué apunta? Porque si su proyecto es transformar de raíz la política y hacerla completamente transparente, en hora buena, si para esto es crucial no ser participe de un gobierno corrupto (recordemos que se fue del peronismo en la era menemista después de dos años y que ahora renunció a la vicepresidencia después de diez meses – esto debe ser porque cada vez se da cuenta más rápido o porque hay ciertas cosas que a su criterio son inaceptables) tendría que ser más serio en sus actos e irse con un discurso fuerte –y mantenerlo- acusando directamente a los responsables de los sobornos y no con operaciones de prensa y discursos poco o nada creíbles que no hacen más que prolongar la agonía. Si su proyecto, en cambio, es ser presidente, hay que reconocer que es hábil, que en diez años se instaló a nivel nacional y esto sin más respaldo que la televisión y actitudes siempre –o casi siempre- honestas, aunque nos está costando mucho a los argentinos la campaña presidencial de un candidato que la basa en constantes desestabilizaciones.

El presidente está: con un partido –el que lo hizo ganar las elecciones- dividido. Radicalismo por un lado y Chacho y su FREPASO por el otro, con el agravante de que su propio partido, el radical, está a su vez divido y enojado entre si, con sus líneas internas bien separadas y con una fuerte diferencia entre él, presidente de la Nación, y Raúl Alfonsin, presidente de la UCR, además nuestro castigado presidente cuenta como ya lo dijimos con una imagen deplorable, gobernando un país que está sumergido en una crisis desde hace más de dos años que no logra repuntar, con un gabinete con síntomas parecidos a los de la hiperinflación (cuando alguien pregunta quiénes lo integran? La respuesta es ¿a qué hora dice UD.?). El presidente está solo, completamente solo. Puede con esta situación llevar un país adelante? Es disparatado estudiar la ley de acefalía? Correría algún riesgo el país si el presidente renunciara (queda claro que nos referimos a un riesgo superior al que se corre si esto no ocurriera)? Pues debemos saber que existen las prevenciones para estos casos, que el presidente provisional del Senado, en este momento el senador Mario Losada, es quien asumiría la responsabilidad de llevar adelante el país hasta que el nuevo presidente asumiera, esto luego de un proceso eleccionario que no puede postergarse por más de 90 días.

En lugar de pensar como resucitar a un muerto que parece irresusitable, por qué no nos ponemos a analizar quienes podrían ocupar el sillón de Rivadavia en el corto plazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s