Qué-tren qué-tren

Lunes por la noche. Son las 21.15 horas, Claudio Lozano (*) y Mario Cafiero (**) se preparan para una multitudinaria conferencia de prensa en la Sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza. No van a presentar una denuncia contra la presidenta ni van a denunciar coimas en el Senado. Solo tienen buena voluntad. Los periodistas, no son periodistas. Solo alumnos de la carrera. Están empezando, tienen ganas y no pueden evitar mostrar lo que piensan con cada una de sus preguntas. Se ve que estudiaron sobre los invitados y sobre el tema convocante.

Se ceden la palabra como dos chicos que presentan un trabajo en la escuela. Cada uno dice su parte casi guionada. Cafiero es coautor de una denuncia presentada junto al abogado Ricardo Moner Sanz. Lozano es economista e histórico dirigente de la CTA a la que este gobierno le niega la personería jurídica. Juntos exponen su total oposición al proyecto presentado por el gobierno de unir las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba con un tren de alta velocidad.

El tren bala está en la mesa de debate. El gobierno en enero lanzó la licitación y hoy una empresa francesa llamada Alston tiene la posibilidad de construirlo. El gobierno tiene la iniciativa. La oposición se opone: es disparatado en este país pretender dar un salto a un tren bala cuando no hay trenes para el ciudadano común, reclaman.

Muchos unen el futuro de Alston a la suerte política del actual presidente de Francia, Nicolás Sarkozy. Incluso al conocerse el triunfo que lo llevó a la presidencia, las acciones de Alston se dispararon. Muchos analizan la predisposición de la presidenta para con Alston y la construcción del tren bala, con la necesidad de contar con el apoyo del presidente francés en las negociaciones por la deuda que la Argentina tiene con el Club de Paris.

Si así fuera, la presidenta está en su derecho de hacerlo, independientemente de que nos parezca lógico o ilógico tener un tren de alta velocidad, es el Poder Ejecutivo el que maneja la política exterior y la economía nacional. Al Club de Paris se le deben unos U$S 7 mil millones. El proyecto en discusión sería aumentar la deuda de la Argentina en unos U$S 4 mil millones. No sería el Club de Paris el prestamista en este caso. Pero si significaría volver a tener acceso al crédito, hoy bloqueado.

Está claro para todos, incluso para el gobierno, que un tren de alta velocidad para cubrir una distancia sin demanda que lo justifique, no es prioritario ni mucho menos. Está claro que en materia de transporte la precariedad es tan grande, que el proyecto del tren bala es casi tomarle el pelo a los millones de argentinos que diariamente toman obsoletos, lentos y peligrosos trenes de corta y larga distancia.

Está claro para el gobierno, que este plan económico necesita acordar con el Club de Paris. Así como desde el primer día de Néstor Kirchner en la presidencia, la deuda externa y sus condiciones era un tema central a resolver, es hoy el Club de Paris en política económica y política exterior central. El costo parece ser la construcción de este tren. Los beneficios: una obra pesada que queda en el país, un avance tecnológico de última generación internacional, una obra pública que moviliza la economía, una inyección de capital a través de un crédito cuando no hay crédito, un acuerdo con el Club de Paris y la apertura a tomar nuevos créditos para, entre otras causas pendientes, reparar el sistema de trenes nacional.

La Argentina tiene, desde las privatizaciones de la década del 90, un deficiente medio de transporte público. Los trenes que funcionan son escasos y lentos. El sistema privilegia el transporte individual por sobre el colectivo, dijo Lozano quien ejemplificó diciendo que una sola locomotora podría tirar lo mismo que 50 camiones. Está claro que el trasporte sobre vías es mucho más barato y más seguro. Sacar de las rutas la gran cantidad de camiones que hoy circulan, reducir la cantidad de micros de larga distancia, con los índices de accidentes de transito que tenemos, debería ser una política de Estado. Sin embargo, las alianzas político sindicales, sumado a la pésima y fraudulenta privatización de ferrocarriles, perecen demorar esto. Actualmente el Estado nacional paga 12 mil de los 18 mil sueldos que existen en el sistema ferroviario a través de su política de subsidios.

Mario Cafiero dijo: “Se podrían usar las reservas para mejorar la red existente”. Claudio Lozano agregó: “Hay que poner en marcha una empresa nacional de ferrocarril”.

Con reservas o sin reservas, con empresa nacional o sin empresa nacional, mejorar la red de ferrocarriles parece urgente e indiscutible. Construir una nueva y de alta velocidad, parece disparatado. Solo razones de macroeconomía nacional y política exterior no explicadas por el ejecutivo podrían justificarlo.

(*) Diputado de la Nación, Movimiento por Buenos Aires (**) Diputado de la Nación (MC)

Anuncios

4 comentarios en “Qué-tren qué-tren

  1. Zizu, gracias por aclararme lo de la sala (entiendo que a eso te referís cuando dedis teatro), en realidad nunca me fijé el nombre. Seguramente vi alguna obra en la Sala Picasso y de ahí mi error. Sobre la información que forma parte de la nota es cuestión de gustos y respeto los tuyos. Lo de “malgastar” es opinable y no estoy de acuerdo. Igual, GRACIAS por el comentario.

  2. Yo fui parte de esa charla, Primero que todo no fue en el teatro picasso, sino en el neruda (pequeño detalle)

    Esta bien que nosotros estemos empezando, pero medio al pedo que pongas donde fue, quien lo presencio y todas esas boludeces, cuando lo importante es que el gobierno va a malgastar la guita en este proyecto y que Lozano y Cafiero hicieron una denuncia en base a eso.

    Igual la nota esta buena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s