Oligopolio

Las compañías de telefonía celular que operan en la Argentina son Claro, Personal, Nextel y Movistar. Nextel opera fundamentalmente con un sistema de radio y esa es su atracción, pero no tiene alcance en todo el país. Las otras tres pertenecen a tres grupos de multinacionales diferentes y se reparten la totalidad del mercado. Esto se llama oligopolio (concentración de la oferta de un sector industrial o comercial en un reducido número de empresas).

Este oligopolio nos deja como consumidores/clientes o demandantes en una posición de sumisión. Parece que nada puede hacerse con ellos. Por un lado necesitamos en el mundo moderno estar comunicados y por otro son pocos los que nos dan la posibilidad. Ante esto, somos clientes cautivos. Cautivos del oligopolio reinante.

Las posibilidades de defensa son pocas, pues no tenemos como comunicarnos entre nosotros para tomar medidas al respecto y están vedados los medios de comunicación ya que las tres empresas compran a través de la vasta publicidad su silencio.

Un ejercicio interesante es ir a los centros de atención al cliente de estas empresas (todos lo hemos hecho alguna vez) a escuchar las discusiones entre los clientes y los empleados de las multinacionales. Ahí se aprenden las nuevas puteadas, se descubre lo peor de cada ser humano, se descarga como pocas veces. La salida de esos centros se parece bastante a la salida del analista.

Ayer fui a Movistar, empresa de la que soy cliente desde los comienzos de Movicom. Una vez más me encontré sentado en una larga amansadora en la que nos sientan al llegar. Una vez más me entretuve con los actos que parece montaran para entretenernos: Una señora le vació un lapicero a un empleado de Movistar que se negaba a darle la razón; unos empleados de seguridad miraban de cerca sin ninguna gana de intervenir; una chica con una vos que trataba de ser calma y solo irritaba más a la señora; y un montón de clientes esperábamos a hacer nuestra descarga diaria. Algunos entretenidos con la escena, otros pensando en si la estufa estaba prendida o apagada mientras completaban un crucigrama como si nada pasara. Acostumbrados todos. Finalmente y como si todo estuviera armado, la señora conseguía solucionar su problema y se iba contenta. Se había descargado y su teléfono volvía a funcionar sin tener que pagar los 82 centavos de multa por pago fuera de término. Llegaba mi turno. Solo tenía que recordar porque estaba ahí y recuperar algo de enojo para entrar en escena ahora yo. El público se renueva constantemente y hay que cumplir con la función de entretener. Una chica del otro lado del mostrador apretaba teclas sin parar en una computadora para llamarme por mi nombre y agregar una sonrisa. Ante mi planteo, borró la sonrisa y recuperó su rol de empleada de Movistar. Empezó la función. En un rincón: las multinacionales de las que habla León Gieco, las que nos exprimen y se la llevan; del otro, un pobre cliente oprimido por el imperio. La pelea es de igual a igual y eso aumenta mis posibilidades de éxito. Con un tono que simula ser calmo me pide calma. Finalmente busca soporte en un superior, aparece una chica igual a la anterior pero con una cucarda más. Las dos me explican el porque de la actitud de la empresa y eso hace que el dos contra uno sea una nueva batalla. Vuelven a usar el teclado como si tuviera más teclas de las que tiene. Miran la pantalla y descubren una puerta de salida. Descubren como bajar el telón de este nuevo acto. Me voy con una sonrisa. Gané la batalla.

Caminando a casa, prendo un pucho y reveo lo sucedido. Una hora en un Centro de Atención al Cliente para conseguir que no me cobraran dos veces lo mismo. Llamé al *611 y di de baja el servicio. A la noche estaba libre, ya no tenía móvil. Esta mañana intenté hacer una llamada. Recordé y llamé para recontratarlo. Una vez más, cliente del oligopolio que obliga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s