Espiar un e-mail ya es delito

Publicado en Página 12 del 05/06/08.

Los diputados aprobaron la ley que instaura los delitos informáticos. Todas las comunicaciones en la web tendrán la misma protección que en el resto de los soportes. También castiga a quienes hackeen.

Por 186 votos, y en forma unánime, la Cámara de Diputados aprobó como ley la incorporación al Código Penal de las figuras de los delitos informáticos, que incluyen pornografía infantil e invasión del correo electrónico privado. El proyecto se había iniciado en Diputados en octubre de 2006, sufrió modificaciones menores en el Senado y regresó a Diputados, que ayer lo aprobó por unanimidad sin producir modificaciones en ningún artículo. Las penas agregadas al CP cubren baches legales que permitían la invasión de los mails o la difusión de imágenes de prostitución infantil a través de la red. Durante la sesión, la diputada radical Silvana Giudici propuso la derogación de la ley 25.873, que ordenaba a las empresas telefónicas y de informática guardar los datos de sus clientes durante una década y que fue suspendida durante el gobierno de Néstor Kirchner, pero sigue vigente.

Ya en 2002 había existido una serie de proyectos que sólo alcanzaron la media sanción. En 2006, al amparo de una denuncia de periodistas, funcionarios y jueces que sostuvieron que mediante hackeo habían invadido sus mails privados para luego difundir la información, se presentó una docena de proyectos que, finalmente, el 10 de octubre de ese año fueron consensuados en las comisiones de Legislación Penal y de Comunicaciones e Informática. Del plenario de ambas comisiones surgió un dictamen único que proponía incorporar al CP los llamados delitos informáticos. El consenso abarcó iniciativas surgidas en un espectro tan amplio como el de los renovadores salteños, el ARI, el PRO y la bancada oficialista.

Al día siguiente, con el voto de los 150 diputados presentes se dio media sanción al proyecto y pasó al Senado, que produjo modificaciones menores. Ayer, Diputados volvió a votar por unanimidad, esta vez con 186 legisladores presentes, y sancionó la ley que deberá ahora ser promulgada o vetada en general o en parte por el Poder Ejecutivo. Se supone que no habrá interrupciones, ya que el oficialismo mostró interés por la aprobación.

La ley incorpora como delito la utilización de la red para difundir la pornografía infantil y para violar la intimidad de las comunicaciones privadas (correos electrónicos). La ley establece la modificación del artículo 128 del CP que trata sobre delitos contra la integridad sexual y que especificaba penas de entre 6 meses y 4 años para el que produjere o publicare imágenes pornográficas de jóvenes menores de 18 años. El nuevo artículo mantiene la misma pena, pero castiga también al que financia, ofrece y distribuye, y agrega “por cualquier medio”, con lo que los legisladores creen que quedará subsanado el bache que supone la publicación en Internet de imágenes de pornografía infantil.

También se incorpora una nueva figura dentro de los delitos contra la privacidad. Al capítulo sobre “Violación de secretos” se agregó “y de la privacidad”; en el artículo 78 bis se equiparó a la “comunicación electrónica” con la correspondencia epistolar y de telecomunicaciones. Y en el artículo 153, que castigaba con 15 días a 6 meses a quien viole cartas, pliegos, despachos telegráficos o telefónicos, se agregaron dos palabritas de la nueva era: “comunicación electrónica”. O sea, castigo a quienes hackeen y abran mails para el motivo que fuere.

En el 153 bis (nuevo) se incorporó la pena de entre 15 días y 6 meses a quien ilegítimamente accediera sin autorización a un sistema o dato informático de acceso restringido. Si se tratara de una base de datos de organismo público, la pena aumentará a entre un mes y un año de prisión. Si se cediera la información a terceros, la condena pasará a entre un mes y dos años de prisión.

La diputada radical Silvana Giudici dijo a PáginaI12 que “estuvimos todos de acuerdo en aprobar la ley, porque es un paso adelante, pero planteé la derogación de la Ley Espía, la 25.873, promulgada en 2004 y suspendida por el Ejecutivo meses después, porque propone que las empresas de comunicaciones guarden la información de sus clientes durante diez años. No se puede aprobar una ley para proteger la privacidad y el Estado ser el principal violador de esa intimidad. La ley está suspendida, pero no fue derogada. También pedí que se condenara no sólo al que usa Internet para difundir pornografía infantil, sino a aquel que utiliza Internet para captar víctimas menores de edad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s