Periodismo Independiente

El blog es un medio de comunicación sin jefes. Tiene la posibilidad de que todos, incluso yo, publiquemos nuestras ideas e intereses como se nos de la gana. No hay editores que corrijan, corten, peguen, saquen y pongan. Simplemente publicamos lo que escribimos. Al poner punto final ponemos “publicar” y listo.

Esta herramienta de publicación indiscriminada significa “libertad de expresión” y “libertad de prensa”. Enhorabuena que exista.

Sin embargo no tenemos, cuando escribimos en blogs, la difusión que tienen los medios de comunicación convencional. Ellos tienen publicidad, distribución, llegada, nombre, historia, etcétera. Los blogs libertad. Cuando leemos artículos en Internet publicados por bloggers encontramos errores de ortografía y de redacción igual que cuando leemos los diarios Clarín o La Nación. Cuando recorremos los blogs notamos que se dice cualquier cosa sin importar a quien se juzgue ni cuan cierto es lo que se publica, igual que cuando leemos los diarios Clarín o La Nación. Un amigo decía: “A Clarín no le creo ni la fecha!!!”

Las empresas que explotan los medios de comunicación tienen que sostener un negocio, y está bien que así sea, y para eso tienen publicidad. Luego existe la duda de si esa publicidad coarta la libertad de expresión. Supongamos que este blog tuviera un aviso de Cargil S.A. o Grupo Los Grobo, difícilmente podría yo escribir las cosas que escribo por el riesgo de perder al auspiciante.

Por otro lado están los negocios paralelos que cada medio de comunicación tiene. Por ejemplo, el Grupo Clarín es dueño o importante accionista de: Cablevisión, Multicanal, Canal 13, TN, Patagonik, Radio Mitre, Volver, Papel Prensa, La Voz del Interior, Ideas del Sur, Pol-ka, Canal Rural, Feriagro, Olé, La Razón, Carburando, entre otras empresas. Nadie puede negar la capacidad empresaria del Grupo. Nadie puede negar que los intereses empresarios están muy por encima de la información.

Como Grupo tuvo sus momentos buenos y sus malos, con un claro éxito. Pero tuvo sus deudas, sus créditos impagos, sus compromisos con el Estado. Durante la presidencia de Eduardo Duhalde, por ejemplo, fue un claro amigo del gobierno. Si creemos que la condonación de una deuda millonaria tuvo que ver con eso, es problema nuestro. Durante la primera etapa de Néstor Kirchner en la presidencia se lo llegó a llamar “el boletín oficial”, y los beneficios que el ex presidente dio al Grupo tampoco tienen que ver con eso. Con Cristina Kirchner tiene una mala relación desde hace unos 4 o 5 meses, aunque la abrazó al principio. Ahora no seamos mal pensados. El hecho de que este gobierno esté trabajando en una nueva ley de radiodifusión en la que figuran artículos contra los grupos empresarios que controlan cual monopolio el mercado, nada tiene que ver. Simplemente lo que hasta ayer estaba bien, hoy está mal. ¿Quién puede cuestionar las opiniones coincidentes de todo un plantel de periodistas independientes?

Como grupos empresarios tienen sus periodistas intocables. A ellos los dejan hablar. No es necesario bajarles línea. Solo darles aire y espacio en gráfica. La señal de noticias TN, que este año cumple 15 años al aire de periodismo independiente, tiene a Joaquín Morales Solá y a Nelson Castro, tiene a Marcelo Bonelli y a Gustavo Silvestre, tiene ahora a Julio Blanck y a Eduardo van der Kooy y a Ernesto Tenembaum y a Marcelo Zlotogwiazda. Periodismo independiente. Tan independiente que A Dos Voces era llamado A Dos Sobres, en clara alusión al supuesto pago que desde el gobierno de Kirchner le hacían a los dos periodistas. Ahora que hablan contra el gobierno son independientes, serios y respetables. Tenembaum y Zlotogwiazda se ríen de la acusación de hablar a favor del Grupo y contra el gobierno con sorna. Desconocen que todos sabemos que nadie puede escupir el plato que le da de comer. Nadie. Nadie que no quiera perder le empleo.

La política y la prensa son aliados. Se necesitan mutuamente. Ningún gobierno puede gobernar sin prensa propia. Sin un medio importante que lo respalde. Los medios de comunicación no son ni serían lo que son, sin el apoyo de los gobiernos. Concesiones, créditos, antenas y en último lugar, pauta publicitaria, no nos engañemos.

Si fueran claros en sus intenciones. Si dijeran para quien trabajan y por lo tanto que defienden. Si Ernesto Tenembaum dijera que es periodista del Grupo Clarín desde hace muchos años, que es su trabajo, que tiene un jefe, que como todos los empleados tiene un empleador que le paga un sueldo, que no puede desconocer eso. Si no mintieran. Pero no. No hay un solo periodista que reconozca esto. Todos dicen que son independientes, que nadie les dice el tema, ni como tratarlo, ni el ángulo siquiera.

Son los que opinan, los que forman opinión. Son ellos los que venden. El diario, el canal, la radio son productos a venderse. Como todo producto tiene proveedores, clientes, trabajadores, vendedores. Los Tenembaum, Bonelli o Morales Solá son los vendedores. Nosotros lo clientes. Los proveedores son las noticias generadas o a generar. Los trabajadores son los periodistas que están detrás de escena. Los que tienen que contar las noticias en policiales, espectáculos, información general, los que ponen la cara o la voz en los informativos, los independientes que reconocen tener un jefe que les paga el sueldo y del que aceptan que los corrijan, corten, peguen, saquen y pongan.

6 comentarios en “Periodismo Independiente

  1. Alejandro, el comentario que te gustaría leer no lo tengo. Lo eliminé y no queda guardado en el blog. Sobre lo de publicarlo o cambiar lo que digo en este post, no. En la respuesta que le di a clincaja lo aclaré. Quien dice lo que quiero soy yo. Los que comentan tienen que pasar por mi filtro. Yo escribo y publico sin que un editor me diga sobre que debo escribir, ni que se publica y que no. A eso me refiero. Clincaja puede tener su blog y publicar lo que no pudo acá y no tendrá un editor que le de instrucciones sobre que escribir y que no. Se endendió?

  2. “El blog es un medio de comunicación sin jefes. Tiene la posibilidad de que todos, incluso yo, publiquemos nuestras ideas e intereses como se nos de la gana. No hay editores que corrijan, corten, peguen, saquen y pongan. Simplemente publicamos lo que escribimos. Al poner punto final ponemos “publicar” y listo”. Por lo que vengo leyendo no fue tan así, no hiciste lo que dijiste que se hace en este blog. Una lastima IGB. Me gustaría leer ese comentario, que decís que fue “fuera de lugar”. O que entonces, cambies eso de que acá cada uno expresa lo que quiere, porque me parece que no es tan así, o por lo menos no fue lo que dicen que pasó. Un abrazo.

  3. Clincaja, quien dice lo que quiere en este blog soy yo. Que va shé. Ustedes pueden decir lo que quieran, pero pasando por mí filtro. No voy a corregir, ni cortar, ni pegar nada de lo que ustedes manden. Solo voy a sacar los comentarios fuera de lugar. Claro que, como en tu caso, voy a aclarar a todos por qué lo hice.

  4. Sólo agregaría que la gente (los clientes) verifican cuales medios se expresan de manera concordante con su ideología. A partir de allí los adoptan y la relación se invierte. Son los clientes los que repiten lo que sus medios dicen.
    El ejemplo más claro en esto es el de Mariano Grondona. Años de Tiempo Nuevo y Hora Clave, sumados a su trayectoria política le permitieron tener un público casi esclavo. Durante los 90 pisó el palito y amagó hacer una autocrítica. Se quedó absolutamente solo. Ahora, a pesar de haber vuelto a La Nación como columnista y de haber recuperado su discurso de derechas, ha perdido prédica sobre los suyos, porque su volatilidad intelectual no lo hace tan confiable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s