El vicepresidente también veta

Había dos posibilidades: a favor o en contra.

Aunque seguir hoy con “qué hubiera pasado si” no sirva de nada, si sirve pensar más sobre constitucionalidad, institucionalidad, legitimidad.

El vicepresidente Julio Cleto Cobos (no se por qué hay especiales ganas en escribir Cleto) tuvo la suerte o desgracia de ser quien definía el futuro del 80% de los productores pequeños y medianos. Pocas veces en la historia de este país se aplicó el artículo 57 de la Constitución Nacional. Pocas veces fue el vicepresidente el que desempató una votación.

Ayer fue para él uno de los momentos más difíciles de su vida, según dijo. Ayer todas las cansadas miradas estaban sobre su discurso.

Ahora los invito a ponernos en su lugar. El vicepresidente tenía que votar. Podía hacerlo respetando a las mayorías, las mayorías que votaron este plan económico en octubre, las mayorías que lo votaron a él como vicepresidente, podía hacerlo recordando las caras y el perfil de sus votantes (si los reconociera como propios y no como prestados por su compañera de fórmula). Podía hacerlo pensando en la plataforma política que defendió hace tan solo 10 meses cuando pidió el voto. Podía acordarse de los discursos sobre redistribución del ingreso, combatir la pobreza, mejorar la calidad de vida de los pobres. Podía cumplir con su palabra cuando juró como vicepresidente de la Nación. Pero si esto no alcanzaba, podía hacerlo respetando las mayorías, las otras mayorías. Las leyes para que sean sancionadas por el Congreso como tales deben contar con los votos de la Cámara de Diputados y el Senado. Ante el empate en el Senado, Cobos podía haber mirado a las mayorías que le dieron media sanción en Diputados. Podía haber pensado en que los representantes del pueblo, los señores Diputados de la Nación, luego de consultas y debates habían llegado a un acuerdo y habían dado media sanción por mayoría. Cobos, que no es senador, tenía la posibilidad de votar ante un empate. Porque veamos bien. En el Senado no ganó la postura del campo que reclamaba el rechazo al proyecto. Los senadores no se pusieron de acuerdo. No ganó ni la aprobación de la ley que enviaba Diputados con media sanción, ni el rechazo. Quedaron empatados. Si ganó en Diputados, ahí si ganó. Pero Cobos dijo que no. Con atribuciones que hubieran sido más que muy cuestionables de haberse planteado al revés el tema, Cobos impuso su opinión por sobre todas las cosas.

Hagamos un paréntesis y veamos el “qué hubiera pasado si” desde otro ángulo. El Poder Ejecutivo está en contra de un proyecto de ley que se está tratando en la Cámara de Diputados por presión de grupos económicos. Supongamos para hacerla más fácil que el sector agropecuario consigue que Diputados trate una ley que da beneficios impositivos a las explotaciones agropecuarias. Supongamos que se aprueba en Diputados y se envía al Senado. Supongamos que la fuerte presión del gobierno logra que no se apruebe en el Senado como se esperaba. Si bien no consigue el rechazo, logra que no se apruebe. El sector agropecuario no logra su ley. El vicepresidente tiene que votar: “Mi voto no es positivo”, y casi con vergüenza y en tono bajo aclara, “mi voto es en contra”. Qué dirían los medios de comunicación, qué dirían los productores agropecuarios.

Bien, Julio Cesar Cleto Cobos, vicepresidente de la Nación, votó en contra de los que lo votaron, votó en contra de la mayoría de Diputados, votó en contra del gobierno al que dice pertenecer. Tenía dos opciones, eligió la propia. Eligió ser él quien resolvía sobre el futuro del plan económico, el futuro de los productores agropecuarios, eligió que se mantuviera la igualdad entre los grandes y los chicos. Eligió la libertad de las gallinas y el zorro. Ese es el vicepresidente.

El entusiasmo de los Miguens y los Llambías era entendible. El entusiasmo de Buzzi inexplicable. Los grandes productores trabajan con las mismas reglas que los defendidos de Buzzi. ¿Quién gana en el mercado si un chacarero con 300 hectáreas compite en igualdad de condiciones con un fideicomiso internacional que explota 400 mil? Muchas veces escuché a los pequeños productores decir que no se podía competir con grupos que pagan alquileres muy altos porque ganan en cantidad. ¿Ahora quién los defiende si Buzzi brindó con Llambías? Productores pequeños son las gallinas en un gallinero al que los tipos como Cobos y Buzzi llenaron de zorros. Lamento sinceramente que sean ustedes los que pagarán esos platos rotos.

Por suerte no soy ni presidente de la Nación ni siquiera funcionario de este gobierno, pues para acelerar ese “tardan más en entender, hay que esperarlos” que con paciencia oriental reclamó CFK ayer, me gustaría que el gobierno levantara los beneficios que el Estado da al sector: que dejen de pagar un gasoil subvencionado por todos los argentinos, que dejen de exportar con un dólar a 3 pesos que subvencionamos todos los argentinos, que dejen de tener un IVA del 10,5 para insumos cuando todos los argentinos pagamos todo con un IVA del 21. Por suerte yo no soy presidente.

Lo que Julio Cesar hizo fue vetar, no votar.

21 comentarios en “El vicepresidente también veta

  1. La verdad es que no tomo mucho ron, ni reparé en la forma en que se escribe la marca. Es mi culpa. Pero bueno, le podrían haber puesto un nombre más fácil. De última que le pusieran Habana y listo, todos sabríamos de que se habla. Vean a Corcho sino, cuanto más simple la hace.

  2. no, parece que el respeto aquí se gana tomando partido. Si no uno es un tibio. O bancamos al Ron americano ó, aunque escrito con los pies (Havana Club por favor), al cubano….

  3. Neutral: no es ni mas ni menos que una mirada sin tomar partido por ninguna de las dos posiciones. Igualemnte es solo un nickname; pero si le gusta mas podria, quizas, cambiarlo por el de imparcial.lo importante creo que es tener la posibilidad de dar una opinion. Saludos

  4. Neutral? Perdón, pero ese nombre me refiere a la Cobización de la política. ¿Quien puede definirse como neutral? Hasta el desinterés es tomar partido por algo. La neutralidad, como tal, no existe. Y no quiero decir que hay que estar a favor o en contra, se pueden dar miles de matices, pero neutral???…

  5. a mi entender, la realidad de todo este conflicto por el cual estamos atravesando es que las retenciones en su justa medida son una herramienta de política económica totalmente valida, y esta de mas decir q entiendo que estas no eran en una medida razonable. Pero tampoco hay que comerse el discurso del campo, o parte de este, la indignación viene, a mi entender, porque le tocaron el bolsillo, el mismo bolsillo por el que muchos de los que hoy se quejan votaron el actual gobierno. Les fue bien 4 años y los votaron, le dieron su apoyo, el gobierno era el mismo Moreno, los 2 Fernandez, De Vido,el matrimonio K, Scioli a la provincia de Bs As por excelencia agricola-ganadera, mismo canciller etc. Privilegiaron al momento de votar su propio bolsillo que votar por una ideologa, una forma de actuar sea cual fuera, y asi les va.

  6. no hay medios que valgan para ver algo tan claro como la inconstitucionalidad de una norma. No hace falta que nadie ejerza ningun manejo de ningún medio. hay una ´constitución que es bastante clara. ahora, nuevamente, porque el gobierno todavia no puede hacer un proyecto SERIO donde al gran productor se le retenga lo que se le tiene que retener diferenciando al pequeño???

    pdA: este gobierno es el único en la historia que logró que la sociedad Rural argentina este codo a codo con la federación agraria… increible.
    Buzzi no apoyo el “modelo” porque es mentiroso, ya lo explique subsidios que nunca llegan, reintegros que nunca llegan, etc.
    slds

  7. Equlibrista, no se me caiga de la cuerda amigo!!
    Me causó gracia su remate, lo venía llevando bien al comentario y como que se mareó sobre el final. jua!

  8. Estimado Bacardi, creo que sus intensiones son buenas, usted no opina desde el egoísmo ni desde la maldad, eso transmite lo que escribe. Está convencido de lo que opina, eso lo hace muy respetable.
    Quizás sea usted un poco ingenuo, su frase “El tema acá es la forma de cómo se hacen las cosas”
    No le parece a usted que ese grupo de gente que maneja el poder económico del país va a usar todos los medios para hacernos creer que el gobierno se maneja de tal o cual manera, que va a embarrar la cancha, que a través de los medios (en su mayoria comprados para hablar contra el gobierno) nos van a mostrar las noticias de manera tendenciosa.
    Usted cree que esto se trata de buenos y malos como en las películas donde los malos se ven claramente como malos y los buenos como buenos.
    Creo yo como bien escribió Barroso, cuando Cobos tuvo que poner huevos se cagó. Tenía que votar por los de menos recursos y en cambio privilegió a los de más recursos.
    Si en cambio estoy sorprendido con Buzzi, por que Buzzi se puso en contra del gobierno, también me cuesta creer que a él lo hubieran comprado, o De Angelis, tal vez así yo soy el ingenuo.
    Buzzi boludo no debe ser, y si salió a pelear contra el proyecto será por que este lo perjudicaba.
    Hoy está en La Rural junto con Miguens que ahora le regala como 40 vacas a Castells, y estamos entonces en un mundo que jamás nos imaginamos. Qué pensara Miguens del comedor de Castells en Puerto Madero.
    Estoy confundido!!

  9. a ver si se entiende mejor. Nadie discute la legalidad del gobierno, ni que son la primer minoría ni nada de eso. Lo que yo discuto es que nos tomen el pelo. 1) decir que uno de los puntos de este maravilloso plan de gobierno se basa en la redistribución de la riqueza, y el que no está a favor está en contra. o que “no entienden” (dixit cristina), me parece como mínimo subestimar a la gente, y como mucho tratarnos de idiotas. Está mas que claro y es una obviedad que la mayoría del país está de acuerdo con redistribuir la riqueza, sacarle al rico y darle al pobre, etc. está claro que también hay un grupo, minoritario pero poderoso que no. Es ridículo discutir sobre si se acompaña el modelo. El modelo es lindo, divino, redistribuir la riqueza, mejorar la calidad del servicio de salud, la educación, etc, todo re lindo!! eso NO se discute, como ya dije creo, según mi percepción, que la mayoría estamos de acuerdo, es mas, se sorprenderían de ver la cantidad de gente progresista que abunda en este país. El tema acá es la forma de cómo se hacen las cosas, si en el marco de la legalidad, o por una resolución del ministerio de economía. 2) Todavía no me logro explicar como fue que se favoreció tanto a los grandes productores sin que el gobierno no haga nada…, realmente creen que fue por presiones externas, poder, etc? Cuando este gobierno ha demostrado tener mas poder que todos los que han pasado en estos últimos 25 años?, si es así, no hay mucho mas que hablar, va a ver gente que crea que la sociedad rural ejerció tremendas presiones para favorecer a un grupo minoritario (cosa que hizo toda la vida, pero en esta ocasión no entiendo de donde saco ese poder), y va a ver otros, como yo, que creemos que el gobierno podría haber cedido mas con los pequeños productores, no meterlos en la misma bolsa, y cobrar las retenciones altas a los grandes productores, cosa que no pasó con la modificación en diputados, 30% (dependiendo de un reintegro) y los requisitos que impusieron, dieron muestras de poca voluntad para solucionar el conflicto, resquebrajando todo un plan de gobierno que en palabras es muy lindo, pero en hechos se quedó bastante corto. Lo que hizo cobos fue mantener las bases de este magnifico plan de gobierno, que el mismo gobierno prometió cumplir y no lo hizo.

  10. Veamos. Yo creo que Bacardí no quiere hacer una crítica sino festejar el triunfo. Las pasiones se han desatado tanto, que esto se ha transformado en un river-boca. Ya lo dijo Corcho en su comentario, parece que hubieran pasado los cuartos y ahora van a las semis. Por eso ni siquiera son capaces de reconocer las irregularidades por las que ha pasado esto. Entonces… que le voy a decir? Que festeje si eso lo contenta.
    Como bien dice Equilibrista, ese Cobos al que muestran como con muchos huevos, tuvo su participación limitada a decidir que los que más tienen paguen 10% menos y los que menos tienen un 10% más. ¿Esos son huevos? ¿Que le voy a decir a Bacardi que entienda? Yo no pienso como la Presidenta, para mi, aunque les diéramos un millón de años, no entenderian.

  11. Me parece exagerado decir que Cleto votó en contra de la gente, por que decir eso sería como decir que los diputados o senadores que votaron en contra tb. Votaron en contra de la gente.
    Por otra parte amigo Bacardi, ¿En serio cree usted que Cristina no habló de plan de gobierno en su campaña? No le parece exagerada esa afirmación? Lo único que dijo fue fue que iba a buscar concenso, unión y continuar con “el cambio”?
    Qué quiere decir que el gobierno se frota las manos cuando se habla de distribución de riqueza? Me suena un poco vacía esa frase.
    Hasta done entendí yo el proyecto que subió a senadores hablaba de cobrarle un 30% de retenciones a los productores de menos de 300 tons. No de que se iba a llegar al 30% mediante subsidios.
    Yo por mi parte no conozco a productores lecheros, así que de esos subsidios de los que se habla no puedo opinar, lo que si se y es algo en lo que este gobierno hace hincapié es en tener todo los papeles en regla e impuestos al día para cobrar reintegros y subsidios, por ende habría que investigar un poco también por que no cobran los que no cobran. Tampoco descansemos en la burocracia para creer que no cobran por eso si tienen todo al día.
    Yo creo por otro lado, y volviendo al veto y si el pueblo confió en cristina o no, lo siguiente: Cristina ganó con el 46% de los votos, eso es indiscutible y por favor no empiecen con el fraude y esas pelotudeces. Lo que siento también (y puedo estar equivocado) es que el otro 54% de los votantes la odia!! Es lo que transmiten, y por lo tanto hay una mayoría en este país que no la quiere, el problema es que esa mayoría no se puede poner de acuerdo para crear una fórmula en la que se encolumnen todos. El problema de eso si sucediera es repetir lo de La Alianza y su nefasto período.

  12. Bacardi. Creo que solo compartimos el gusto por el ron. Aunque tomo la propuesta de Barroso y propongo un cubano. Tal vez para matizar un poco algunas afirmaciones que merecen un replanteo. Si no estamos de acuerdo con que en octubre se voto un plan de gobierno, podemos pensar que el pueblo entonces confió en Cristina para manejar este país, hiciera lo que hiciera. Por lo tanto, vale también la crítica al veto de Cobos por dar la espalda a esa confianza puesta por el pueblo en su compañera de fórmula. Aunque insisto en que se votó un plan de gobierno y tomo sus palabras, don Bacardí, cuando recuerda una frase de campaña “continuar con el cambio”. “Continuar” no es otra cosa que seguir con las líneas políticas y económicas planteadas por el gobierno de Néstor K. Ojo, puede no gustarnos el plan de Don Néstor, pero si las mayorías los eligieron debemos respetarlo. Los subsidios al sector son pagados por el Estado, y sabemos que el Estado es burocrático y por tanto lento. Pero no es el Estado administrado por este gobierno el que es lento, sino que siempre fue lento. Lento por burocrático, y merece una discusión a parte la necesidad de la burocracia tan criticada.

    Voy a tomar palabras suyas para el cierre: “si bien en principio esto no beneficia a los medianos y chicos” el silencio o la omisión que haces de los grandes deja a las claras tu perfecta comprensión del tema. Lo que ocurrió con el veto de Cleto es que se benefició a los grandes. Y creo que nadie puede discutir lo lejos que estaba de los discursos preelectorales de Cristina la colaboración del Estado con los grandes.

  13. Epa Don Barroso!!! me sorprendió su comentario, apens so tiene para decirle al nuevo Bacardi??
    Usted suele argumentar más en sus opiniones ¿cree que en este caso no vale la pena? ¿lograron desanimarlo? ¿o simplemente le pareció poco serio lo de Bacardi?

  14. “Podía hacerlo respetando a las mayorías, las mayorías que votaron este plan económico en octubre”
    ahi está el error, de que plan hablamos si cristina no emitió una palabra en su campaña!.Lo único que dijo de la mano de Julio Cesar Cleto Cobos, fue que iba a buscar concenso, unión y continuar conm “el cambio”. La gente no votó un plan de gobierno basado en la mentira (preguntenle a los lecheros que paso con los subsidios que nunca llegaron, y eso que fueron plasmados en una resolución), la gente se canso de la prepotencia, de la desunión y divisón fomentada desde el gobierno!!!
    por suerte, si bien en principio esto no beneficia a los medianos y chicos, por lo menos no son falsas promesas de subsidios por transporte y reintegros para llegar a un hipotetico %30 de retenciones…
    No hay que mentirle a la gente, sino pasa lo que pasa. Hay gente que habla de la distribución de la riqueza, mientras en casa de gobierno se frotan las manos. Hay que conocer el paño, y saber que viene pasando con el campo, falsas promesas, mentiras, y cosas que jamás cumplieron. porque iban a complir ahora… lindo freno les metieron!!

  15. ASIMETRÍAS

    El 26 de julio de 1953 Fidel Castro encabezó el fallido asalto al cuartel de la Moncada en Santiago contra el régimen del golpista Fulgencio Batista, en cuyo juicio el 16 de octubre del mismo año pronunció su alegato “Condenadme, no importa, la historia me absolverá”

    Buscar una simetría entre aquella frase y la frase pronunciada por el Vicepresidente Cobos “La historia me juzgará”, sería una irrespetuosidad intelectual.
    Pero simetría es lo opuesto a asimetría y acá me detengo.

    Aquella frase de Fidel abrió las puertas a la imaginación revolucionaria de una etapa de la historia latinoamericana, signando cambios a seguir, poniendo las esperanzas al alcance de los sometidos, despertando dormidas utopías. Era una frase absolutamente sentenciadora, aunque sus destinatarios seguramente no pudieron entenderla. Los que si la entendieron, como siempre ocurre, fue el pueblo. Allí, Castro, en su doble papel de acusado y abogado, supo dejar plasmado en ese alegato, la sentencia que sobre quienes entonces lo juzgaban haría recaer el pueblo cubano. Y la historia se ocupó de cumplir con el veredicto signado por el líder. “…la historia me absolverá” fue bandera en la Revolución, el camino estaba marcado porque el pueblo había entendido el mensaje y porque el líder sabía qué era lo que el pueblo cubano clamaba. Para ser absuelto, como lo fue Fidel, primero tenía que ser condenado. La condena estaba siendo el estandarte de los golpistas, mientras en el pueblo se gestaba la absolución como pilar de la revolución en marcha.

    Vaya diferencias. Si de asimetrías hablamos, esta de Fidel con la frase de Cobos, definitivamente es interesante de considerar.

    “La historia me juzgará”, está de antemano poniendo en tela de juicio a su decisión. El tema a definir es saber quién es el que va escribir la historia. Tal vez, como dijo luego, las contradicciones en su definición son más importantes que su ideología. Tal vez, sus orígenes políticos no sean los que marcaba Don Hipólito, para quien la tierra, como hombre de campo que era, fue tema capital en sus Gobiernos. Desde conceptos tales como “la tierra es un elemento de trabajo” o ”la tierra pública constituye el sagrado patrimonio de la Nación, para obtener los debidos beneficios para el pueblo”, enfrentaba discurso a discurso a un Congreso Nacional que no era oficialista. Para entonces, el Congreso de la Nación fue remiso a las solicitadas del Gobierno. No pudieron estar a la altura de las circunstancias. La legislación rural, la comercialización de las cosechas, fueron temas que llevaron al presidente Yrigoyen a varios enfrentamientos con el Congreso.

    “La historia me juzgará”… siguiendo en el ánimo de encontrar simetrías se me ocurre que se parece más a cuando el 13 de diciembre de 1828, Lavalle fusiló a Dorrego y así lo anunció en un bando destinado a pasar a la historia: “Participo al gobierno delegado que el coronel Dorrego acaba de ser fusilado por mi orden, al frente de los regimientos que componen esta división. La historia juzgará imparcialmente si el coronel Dorrego ha debido o no morir, y si al sacrificarlo a la tranquilidad de un pueblo enlutado por él puedo haber estado poseído de otro sentimiento que el del bien público”. ¿Se encuadra en mejor simetría la de Cobos con la frase de Lavalle que con la de Fidel?

    Seguimos encontrando simetrías, aunque solo sean literarias: últimas palabras de Salvador Allende en el discurso de despedida del 11 de septiembre de 1973, (horas antes de morir en el golpe de estado realizado por Augusto Pinochet) “La historia los juzgará”, decía el presidente Allende hablando de los golpistas. Auque la sentencia aquí señalada era en tercera persona.
    Creo que las palabras son palabras y carecen de culpa o de mérito por sí mismas, pero la responsabilidad de qué decir y cuándo decirlo es por lo contrario lo importante. Cuando se busca simplificar decisiones disminuyendo la significación del conflicto estamos corriéndonos de la responsabilidad de tomar determinaciones trascendentes. Es mejor pasar por frágil a tener que dar explicaciones sin tener argumentos sólidos. La solidez que da la política y la pertenencia a un proyecto político. Tal vez, el señor Vicepresidente, no pudo estar a la altura de las circunstancias históricas que le tocaron vivir la madrugada del pasado jueves. Tal vez, esté convencido, realmente como dijo, de haber respondido a sus convicciones, ocurre que, entonces sus convicciones lo traicionaron cuando aceptó ser el compañero de fórmula de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Esa resolución que él votó en contra, no le es ajena, es de su autoría, como parte del Ejecutivo Nacional. Julio Cobos es “el ejecutivo” y si cree que no, debiera reconsiderar su espacio.
    Este Gobierno, al que pertenece, el que encabeza en el ejecutivo Nacional, nada menos, tiene apenas seis meses de gestión, elemento a tomar en cuenta, porque en un lapso mayor, tal vez, algunas decisiones puedan desviar los caminos, pero en el plazo transcurrido, no es el tema a conversar.
    Es que no hay tema para conversar, si lo hubiera habido, debió haberse conversado antes. Mucho antes. Mucho antes de que el 44 % del electorado del país lo designara a acompañar la gestión de Cristina.
    Cuando se analiza sobre caliente, suelen surgir análisis calentones. Igual, los que decidimos llevar a esta fórmula al Gobierno, decidimos acompañar, y no podemos tomarnos mucho margen para opinar. Cuando estamos, acompañamos, discutimos, debatimos y resolvemos en unidad; cuando no es así, cuando alguno decide (a pesar de las instancias de diálogo que hubo para el intercambio) salir del proyecto, está traicionando la voluntad del voto popular.
    La historia, después de tantos tomos escritos por los que ganaron siempre en nuestro país, hoy son otros quienes la escriben. La escriben nuestros muertos, la escriben nuestros pobres, la escriben nuestros maestros, la escriben nuestros trabajadores, la escriben nuestros jubilados, la escribe el pueblo, señor Cobos. Entonces, ante tal tamaño de letra, será difícil borrar la página en la que a su decisión le tocará estar escrita, dónde sí, señor Vicepresidente de todos los argentinos, quédese tranquilo, lo juzgarán.
    Patricia Fortino

  16. luchinop. El fondo de este planteo nunca fueron los puntos de retenciones, sino el tinte ideológico que esto tenía.
    Cuando todo comenzó se dijo que no se podía incluir en la misma bolsa a los grandes y los chicos. Todos se abrazaron a ese discurso fácilmente defendible. Cuando en diputados se planteo una modificación que consideraba a los chicos como los que producían menos de 750 TN, desde Federación Agraria salieron a decir que era necesario correr esa línea, con la que antes estaban de acuerdo, a 3000 TN. Para que tengas una idea, 3000 TN se producen en campos que valen unos 10 millones de dólares (grandes, malos y baratos o chicos, buenos y caros). Nuevamente se juntaba a los chacareros con los estancieros, dejando de lado el primer reclamo. Como nunca conocieron la letra de la Constitución Nacional que decían defender, no se dieron cuenta que el rechazo en una de las Cámaras legislativas era el cierre del tema por un año parlamentario. Ahora Buzzi pide que se diferencie a los chicos, pero por vía parlamentaria ya no se puede hacer. ¿Reclamarán ahora si el derecho del Poder Ejecutivo para modificar las retenciones o dejarán librados a la suerte del mercado a chacareros y estancieros?
    No defendían ni la diferencia entre chicos y grandes, ni los puntos de retenciones, solo la oposición a este gobierno. Alcanza con ver quienes fueron al acto en el Monumento de los Españoles. Toda la oposición. Alcanza con ver que es lo que ahora dicen: grande Cobos, vamos por Cristina.

  17. Lamentable. Vergonzoso. Encima cagón, ni siquiera se animó a decir que votaba en contra. Y como bien lo analizaron Rossi y Pichetto, gracias a Cobos (y a los bandidos del Senado que se vendieron) los productores chicos pagan casi el 10% más de retenciones, los grandes el 10% menos y el estado pierde dos mil millones para invertir en hospitales, colegios y otros rubros necesarios. ¿Cómo se califica eso? Lo de Hood Robin ya se dijo.
    Ah, bien por De Diabli y Buzzi, que consiguieron que sus defendidos pagaran más. ¿Habrá habido plata? porque yo los vi brindar con champán, Baron B (de Barrionuevo).
    Nobleza obliga: Delfi, estarás contenta vos que debés ser de las que pagan 10% menos. ¿Cuando festejamos?

  18. IGB me gusta el análisis en el hipótetico caso contrario. Lo que demuestra es lo que todos sabemos: la mayoría de los medios tiene intereses económicos y políticos que hoy no coinciden con el gobierno de turno.
    Mi duda es porqué los pequeños y medianos estaban junto a los grandes. “¿Ahora quién los defiende si Buzzi brindó con Llambías?” ¿Por qué había “autoconvocados” pequeños y medianos gritando con fervor en las calles de Buenos Aires. gritaban para rechazar una ley que los beneficiaba? Ignoro quienes eran los que estaban haciendo la Soja Parade en Palermo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s