En apoyo a la recuperación del Sistema Jubilatorio de los Trabajadores

Uno de los saldos más negativos de los infaustos años 90 fue la privatización de las jubilaciones

El sistema previsional argentino se basaba, hasta ese momento, en un principio de solidaridad entre generaciones: los Trabajadores activos sostenían con sus aportes los haberes de los jubilados. Pero la reforma de Menem/Cavallo acabó con eso, privó al sistema de su fuente de financiamiento y puso en manos de un conjunto de empresas especuladoras, vinculadas a la banca internacional, una enorme masa de recursos arrebatados a sus destinatarios naturales.

El negocio de las AFJP fue una estafa fabulosa: por cada $11 que aportaban los trabajadores, 3 iban a parar a las arcas de estas empresas a título de comisión. Inconcebiblemente, el gobierno de Menem incentivó el pasaje, además de derivar a una AFJP a todos los trabajadores nuevos que no hacían una opción explícita en contrario.  Y era una trampa, porque una vez que se optaba por este sistema perverso, ya no se podía retornar a la jubilación estatal.

La desfinanciación del sistema mantuvo durante largos años congelada la jubilación mínima, y el gobierno de la Alianza aplicó una reducción a los haberes que superaban ese mínimo. Recién el gobierno de Néstor Kirchner comenzó a revertir ese estado de cosas, al multiplicar casi por 5 el haber jubilatorio mínimo y posibilitar el regreso al sistema público de quienes habían optado por una AFJP. Recientemente, además, se ha sancionado una Ley que dispone la movilidad futura de las jubilaciones.

Ahora, con la iniciativa de liquidar las AFJP y retornar a un único sistema dependiente del Estado, el Gobierno de Cristina Fernández adopta una medida de enorme importancia. Probablemente, la más importante de cuantas tomó hasta hoy. Concluye con ese fraude, restituye al sistema previsional sus recursos genuinos y preserva a los futuros jubilados, ya que el sistema de capitalización dejaba congelados los haberes una vez culminada la vida activa, con lo que unos pocos años de inflación moderada bastarían para licuarlos.

Además de ello, el Estado se hará cargo de la cartera actual de inversiones que mantienen las AFJP, lo que le permitirá recuperar títulos de deuda emitidos por gobiernos anteriores.

No será, sin embargo, fácil. Habrá pelea y dura, porque se ha puesto la mano sobre intereses económicos poderosos. Sobre aquellos que fueron parte constitutiva de la “patria financiera”. Y la oposición –en especial la Coalición Cívica y el PRO– ya se han apresurado a manifestar su total desacuerdo. Cerrarán filas con las AFJP como lo hicieron antes con el campo en el conflicto por las retenciones.

Por eso, con más fuerza que nunca es preciso apoyar y acompañar al Gobierno de Cristina Fernández en esta crítica pulseada. La Corriente Política Enrique Santos Discépolo convoca a explicar y defender esta decisión histórica, sosteniéndola mediante la movilización. Y si es preciso, presionando sobre el Parlamento para que permita su concreción.

Corriente Enrique Santos Discépolo

Norberto Galasso, Carlos Berman, Horacio Chitarroni Maceyra, Lido Iacomini, Víctor Hugo Saiz, Germán Ibañez, Graciela Goremberg, Eduardo Vaianella, Aurelio Argañaraz,Guido Chávez, Alejandro Kacero, Martin Salomone, Carlos Flaskamp, Alejandro López

Gracias a Encuentro Nacional

Anuncios

5 comentarios en “En apoyo a la recuperación del Sistema Jubilatorio de los Trabajadores

  1. Fatiga, Flor, Ricardo y llena de dudas gracias por vuestros comentarios. Vea, estoy de acuerdo con los que escribieron esta carta, que posiblemente como Néstor y como yo, tuvieron sus AFJP a la orden del día.
    Cuando nos dijeron en su momento que era el nuevo sistema el único que funcionaría y demás nos acoplamos todos, independientemente de sus ventajas y desventajas, independientemente de todo, pues era lo que había.
    Ricardo, tus consideraciones no las comparto, pues un país se forma a lo largo de muchas décadas y por lo tanto más gobiernos, con lo que debe formarselo independientemente del mandante de turno.

  2. Bueno el que escribio se olvido de decir que el sistema anterior era calamitoso y mataba a los viejos de hambre, se olvido de decir que el 90% de la gente cobraba la minima y el que no la cobraba la cobraria ya que lo unico q se aumentaba era la minima haciendo que esta pronto le llegara a todos.
    Hay que recordar que antes la minima era de 250$ y norma pla luchaba por los 400$ si eso lo pasamos a dolares nos dariamos cuenta que antes los jubilados ganaban 250 u$S y ahora la minima es $680 o sea que ganan menos que los 250$ q antes, con referencia a tan importantes 5 aumentos que el autor menciona hay que evaluar (ya q de lo contrario seria ver con un solo ojo) que el pan (por ejemplo) aumento mas que 5 veces su precio, es decir la jubilacion bajo mas que aumento.
    EN RESUMEN: el sistema de AFJP es un afano que se podria llegar a mejorar, el del estado tambien es un gran afano pero nunca -y eso nos lo enseña la historia- se podra solucionar ya que lo manejan los politicos que ademas de no saber nada del sistema lo quieren robar.

  3. Yo no lo sé. Pero y si así fuera ¿qué? ¿Por qué no preguntás directamente, o mejor dicho, por qué no decis directamente lo que querés decir?
    A ver, si lo hizo ¿significaría algo? Porque ahora recién se puede cambiar la situación, ¿vos sugerís que él tendría que haber hecho las cosas distinto de lo que se hacían en ese momento?
    Mirá, pongamos un ejemplo simple. Habrás estado de novia alguna vez. Seguramente lo querías más que a nada en el mundo. Después lo habrás cambiado por otro, al que también querías más que a nada en el mundo. ¿Significa para vos eso que a uno de ellos le mentiste? ¿Cómo puede ser que hayas querido a los dos más que a nada en el mundo?
    La gente, las cosas y el mundo evolucionan. Casi todos crecemos.

  4. Tengo una duda:¿Néstor Kirchner, cuando debía
    hacer patria y elegir un sistema de jubilación
    ¿No optó por depositar sus aportes en manos de una empresa especuladora, vinculada a la banca
    internacional, como lo es la AFJP Orígenes, en
    lugar de depositarlos en el Estado, para que
    estos fondos no fueran arrebatados a sus
    destinatarios naturales?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s