Carta a la Jueza. Por los Curas de la Villa

Sra. Jueza Cecilia de Negre

Como integrantes del Equipo de Sacerdotes para las villas de emergencia queremos hacerle llegar algunas consideraciones acerca de las villas en general y de la Villa 31 y 31 bis en particular.

Nuestra riqueza es compartir la vida con los vecinos de las villas, desde esa perspectiva le hacemos este aporte que tal vez le ayude a discernir a la hora de juzgar sobre la situación de la Villa de Retiro.

El vivir con los vecinos de las villas, el escucharlos cada día y el intentar acompañarlos en sus luchas, nos permite dar fe que la mayoría de las personas que allí viven, sufren una situación de destierro, ya que tuvieron que irse de sus lugares de origen donde tenían muy escasas oportunidades; están hoy en la Ciudad en búsqueda de una vida más digna. Han llegado y de a poco han ido construyendo barrios, los han convertido en barrios obreros.

El fenómeno del problema habitacional muchas veces se visualiza como algo transitorio, pero es un fenómeno instalado y creciente. Es un tema que excede la Ciudad de Buenos Aires, como mínimo habría que hablar de toda la región de Buenos Aires.

Por otro lado constatamos un abandono de años por parte del Estado Nacional y del GCBA. Se habla de la inseguridad de las construcciones, pero los vecinos de la villa manejan un concepto más amplio de inseguridad.

Inseguridad es también no saber donde van a vivir el año que viene, o cuando van a tener un trabajo estable, o donde van a conseguir el medicamento que no pueden comprar y que el hospital no tiene, o donde van a ir sus hijos a la escuela, o cuando pueden quedar sumergidos en el infierno de la droga, etc.

La relación histórica del Estado con los vecinos de las villas ha sido a través de los punteros políticos, los cuales la mayoría de las veces le terminó dando la espalda a la gente. Nosotros creemos que es indispensable crear caminos de diálogo real con los vecinos; los pobres tienen derecho a vivir en Buenos Aires y a ser actores de su desarrollo integral y solidario.

Creemos que no hay desde el Estado una mirada global sobre el fenómeno social de estas barriadas humildes, sólo miradas parciales. Nosotros estamos convencidos de que es posible integrar a la ciudad estos barrios obreros y que la riqueza cultural de los mismos tiene mucho que brindarle a la ciudad.

Ya otras veces se quiso congelar el crecimiento de las villas: “ni un ladrillo más”. Evidentemente fracasó porque no tuvo en cuenta que la causa real del crecimiento de las villas no es la falta de decretos, sino la falta de trabajo y de posibilidades de vida en los lugares de origen de los habitantes. Creemos que el marco de solución de este problema es más amplio y tiene que articular la participación de las Provincias, el Estado nacional y la Ciudad.

Además la mirada del Estado sobre la Villa de Retiro privilegia el valor lucrativo de la tierra por sobre el derecho a la vivienda de los más pobres.

Quedamos a su disposición por cualquier consulta que necesite hacernos; muchas gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s