Chavo, desde acá te bancamos

El “Chavo” Fucks, desmiente al “prócer” Nelson Castro. En su edición digital del jueves pasado, Diario sobre Diarios, reproduce un comentario del periodista “El Chavo” Fucks, que deja muy mal parado al periodista estrella de nuestra radio y televisión, Nelson Castro. Asegura que los rumores sobre una presunta censura a su programa en Radio del Plata, fue una maniobra orquestada por él mismo, porque pidió un aumento y no se lo dieron. El “Chavo” Fucks, en su programa de Radio Continental (el audio del programa se puede escuchar en el sitio de Internet:Diario sobre Diarios), aseguró que “Nelson Castro pidió a las autoridades de Radio Del Plata un aumento del 100% en el contrato y como no se lo dieron, sacó al aire a un tipo a decir que los dueños de la radio son corruptos, para después hacerse el censurado”. Fucks se refirió así a los comentarios en “off” que circularon en los últimos días y que afirmaban que las autoridades de Radio Del Plata (propiedad de la firma Electroingeniería) le habrían “levantado” el programa a Castro debido a una entrevista en la que se criticó a la empresa que recientemente compró la emisora. Fucks dijo que “Mi fuente es excelente, no puede ser que uno saque chapa de prócer, entonces todo lo que haga después no se lo puede discutir”. El prestigioso periodista deportivo agregó: “Todos sabemos que si sacamos al aire a un tipo que dice que los dueños de los medios donde trabajamos son corruptos vamos a tener un problema. Pero eso no es censura”. Según Fucks, “si a uno no le gustan sus patrones porque creen que son corruptos o porque están identificados con el Gobierno lo que tiene que hacer es irse, no sacar al aire a alguien para denostar a la empresa y después irse como censurado”. Finalmente, Fucks afirmó que “Yo lo conozco a Nelson hace mucho, me lo cruzo permanentemente por el canal, pero me parece que esta vez se equivocó”. ¿Qué hará ahora el reputado periodista de TN y Perfil? ¿Seguirá trabajando para una radio cuyos dueños son corruptos?

___

Gracias a “Encuentro Nacional” por divulgar estas líneas.

__

El Chavo se la jugó. Criticar a un procer, está visto en este país como críticar a los más propio de nuestra identidad nacional. El Chavo dejó a un costado esta prohibición y salió a jugar un partido contra su propia “tropa”. La necesidad de no tocar la buena intención y honestidad intelectual de nuestros proceres está originada en la vulnerabilidad evidente de estos si se lo hiciera.

Nelson Castro es uno de los periodistas con más “nombre” de nuestro país. La intención de publicar esta nota es quitarle a ellos, a los periodistas que se dicen independientes e intelectualmente intachables, la toga que los cubre.

Gracias al Chavo por esta luminaria.

Anuncios

9 comentarios en “Chavo, desde acá te bancamos

  1. Me parece que más allá de las discuciones sobre la embestidura del periodista, Nelson Castro hace su trabajo, y a veces le puede salir mal. El asunto se disparó porque denunció diferencia de precios notables entre un tendido eléctrico Chubut y Santa Cruz y otra en Santa cruz Rio Negro.
    Nelson Castro vio que por el tendido en Santa cruz se pagó 2 veces más que por la misma cantidad de km en Rio negro. Por lo que pensó “¡ZAZ! le pego a los K y a mis jefes en una mismo cahcetazo.” Aquí es donde debería haber investigado, por lo menos haber llamado a la empresa o algún asesor que le explicara que lo que estaba deciendo era una boludez. Si Nelson Castro no investiga la nota no vale la pena. El resto de la discución sobre el aumento o su romance con Prat Gay, no me interesa.
    Entonces luego hay que bancarse a Castro haciéndose el mártir http://www.perfil.com/contenidos/2009/02/01/noticia_0011.html y toda la manada repitiendo la misma lógica de la desinformación.
    El que quiera ver las diferencias de precios que implica un tendido eléctrico en diferentes zonas geográficas, lea la solicitada de Electroingenieria en La Nacion y en La voz del interior.

  2. Chavito. Como siempre, como esperaba. Alguien tenia que sacarle la careta al “opositor” por excelencia.. Que se anote en un partido y que haga oposicion si tiene ganas, pero que no se crea periodista…

  3. La nota de Cuervo me hizo reflexionar.
    Es cierto que el Dr. (por médico) Nelson Castro supo violar su juramento hipocrático escondiéndose detrás de su profesión de periodista, para hacernos saber la terrible enfermedad que aqueja a nuestra presidenta. Buen dato. Un tanto inútil, pero buen dato. ¿Será por eso que lo habrán censurado (según su propia calificación, que tan bien recoge Andrea)? Digo, a nadie escapa que resulta fundamental que el bueno de Nelson mantenga su espacio en la prensa para informarnos de cosas tan necesarias y ciertas. Parece evidente que el gobierno no quiere que nos enteremos de la terrible enfermedad de la presidenta. ¿O no? No, claro. Eso ya lo dijo, así que será para que no nos cuente sobre las carteras, los vestidos o sus atrasos de 40 minutos en las reuniones oficiales.
    Bah, me perdí y me aburrí. ¿Por qué perdemos tiempo con esto?

  4. Estuve de vacaciones por el Polonio donde tuve oportunidad de conocer cierta gente que me cayó muy bien como es el caso de Willy Villalobos, dueño de la Posada Santa Maradona (muy recomendable por cierto). El caso es que Willy además de ser dueño de esta posada escribe para la revista La Otra. Cada tanto la leo y leo sus notas, y en esta oportunidad leí esta que copio abajo donde a la pasada nombran a Nelson Castro, en todo caso si quieren pueden verla acá y sino ingresar a http://tallerlaotra.blogspot.com/.
    No laburo ahí ni tengo ningún compromiso con la revista, simplemente me gustaron algunos de sus artículos.

    Saludos.

    martes 10 de febrero de 2009
    Proyectos y proyectos: kirchnerismo y Rejunte Opositor

    Por Oscar A. Cuervo *

    Respecto del kirchnerismo y la oposición, no vamos a caer en una discusión semántica acerca de “Proyectos” con mayúsculas y “proyectos” con minúsculas que no se puedan corroborar en la práctica. No creo que tampoco se trate de juzgar las intenciones subjetivas de los actores políticos, cosa que nos lleva hacia lo imposible de contrastar. Pero creo que en unos pocos comentarios a este post se han delineado ciertas tendencias que pueden servir para marcar campos. Por ejemplo, un proyecto (si quieren con minúsculas, no hay ningún problema) kirchnerista que:

    – propició la formación de una Corte Suprema independiente integrada por juristas muy respetados. Este solo dato puede cuestionar seriamente los más banales intentos de caracterizar el kirchnerismo como totalitarismo (no parece que un régimen totalitario pueda soportar una Corte Suprema independiente, como lo es esta).

    – propició el cese de la complicidad del estado republicano con el estado terrorista. Este punto es un hecho histórico que la mezquindad de los intereses coyunturales hará que no se reconozca hasta dentro de unos años. Pero la diferencia entre una república cómplice con el estado dictatorial y un estado democrático es tan vital como el aire. No se trata de “rencor setentista” (como la versión más cretina de la derecha quiere hacernos creer), ni tampoco de algún que otro gesto meramente simbólico que no afecta la realidad presente: hasta que el estado argentino no cesó en sus intentos de mantener la impunidad, los crímenes de la dictadura seguían operando.

    – la política de desendeudamiento, apartamiento del FMI, y alianzas con otros países latinoamericanos, la relativa autonomía política y económica que en estos años apartó a la Argentina del alineamiento automático con los Estados Unidos (alineamiento que signó la década del 90): estas opciones practicadas por el kirchnerismo son caracterizadas por la derecha vernácula como un “aislamiento” argentino. Argentina no es hoy un país aislado, salvo para los que creen que estar en el mundo es sobreactuar la dependencia (dependencia innegable y hasta cierto punto ineludible). Desde el default y aún antes, Argentina no ha contado con el crédito externo, pero esa desventaja relativa puede transformarse hoy en una ventaja relativa: los efectos de la tremenda crisis económica internacional nos alcanzan de manera atenuada, en comparación con las tremendas cifras de desempleo y recesión que sufren hoy otros países más “integrados” al mundo. El crédito que no teníamos seguiremos sin tenerlo y eso no implicará ningún cambio dramático con respecto a los años anteriores.

    – el fin de las AFJP y la vuelta al sistema de reparto, decisión tomada poco tiempo antes del desencadenamiento de la crisis internacional. Es una transformación estructural, quizá el giro más fuerte en realción al neoliberalismo de los 90. Es también uno de los indicadores más claros de los intereses que representan los partidos que se opusieron con pretextos cualunquistas como el “vienen por la caja”. El régimen de las AFJP es una de las más grandes defraudaciones perpetradas contra la comunidad, que había que terminar más temprano que tarde. Es una enorme masa de dinero de los trabajadores argentinos que se destinaba a la especulación financiera y que ahora, por una ley del congreso, está en manos del estado. Ese dinero se está destinando a medidas para impulsar la obra pública (en consonancia con las medidas que están tomando otros países), estimular el consumo y contraarrestar las tendencias recesivas. Si el estado no contara hoy con ese dinero, carecería de posibilidades para impulsar un plan de obras públicas (plan que hace unos meses Carrió citaba como una prueba de latrocinio: ¡como si invertir esa enorme masa de dinero en obra pública y retirarla del circuito financiero fuera un saqueo a los ahorros privados!). Cuando el kirchnerismo haya terminado su ciclo, ese recurso seguirá estando en manos del estado. No hace falta hipotetizar qué hubieran hecho Carrió o Macri de estar en el gobierno, porque todos sabemos que ellos votaron en contra de la vuelta al sistema de reparto. Las posiciones son actuales y están ante nuestros ojos.

    – la decisión del estado de intervenir en la política de exportación de los productos agrícolas ha sido la medida más controvertida de la gestión kirchnerista; pero, más allá de una implementación política y técnicamente muy defectuosa que llevó al gobierno a desgastarse y perder aliados, más allá de eso, digo, la dirección gruesa de la medida va en el mismo sentido de las anteriores. Un estado puede propiciar una estructura económica agro-exportadora (que perpetuara hasta la eternidad el paradigma “Argentina granero del mundo”) o puede intervenir sobre el destino de las riquezas producidas por las agroexportaciones (esa acción “confiscatoria” según la derecha calificó con un lenguaje macartista). Seguro que las retenciones móviles aplicadas aisladamente no son suficientes para dejar atrás el modelo agroexportador, pero también es seguro que los sectores económicos que se opusieron a esta medida aprovechándose de la pésima implementación que hizo el gobierno de este concepto -esos grandes poderes económicos que se expresan a través de los multimedios y que encuentran obedientes voceros en los principales politicos de la oposición y su fuerza de choque en las patotas bosteras de la Federación Agraria-, esos poderosos sectores económicos de la más rancia Argentina agrogarca no quieren perfeccionar la salida de un modelo agro-exportador, sino perpetuarlo.

    Puede ser que no todos estos puntos enumerados hayan figurado en la plataforma política del kirchnerismo en las sucesivas elecciones, pero nadie tendría que ser tan ingenuo como para creer que un proyecto político se define simplemente por la plataforma electoral. Me parece más sensato evaluar el sentido de las tendencias generales de un gobierno. No sé si podemos denominar a esto un “proyecto” o un “Proyecto”, pero enfrascarnos en una discusión acerca de la diferencia entre “proyecto” y “Proyecto” nos puede conducir hacia planteos abstractos.

    En todo caso creo que estas tendencias son las que le dan al kirchnerismo un sesgo diferente al de ese Rejunte que se llama “Oposición”. Creo que esas tendencias son las hacen que el kirchnerismo se gane sus enemigos más poderosos. Y para la gilada quedan el botox, las carteras de Luis Vuitton, el blog de Florencia, la grave enfermedad que aqueja a nuestra presidenta (según el insigne diagnóstico del Doktor Nelson Costra), el temible antisemitismo de D’elía, el perfil de marido golpeador de Néstor, el pasado usurero patagónico, el cualunquista “vienen por la caja”… toda esta novelita de realismo mágico que tanto le impresiona a la Gente como Mirtha y San Quintín.

    Por estos motivos enumerados es que creo bastante probable que yo vote a una lista kirchnerista en octubre. Estos motivos me llevan a creer en la deshonestidad e impotencia del Rejunte Opositor, deshonestidad e impotencia que podremos apreciar más tarde o más temprano.

  5. Andrea, la censura es la prohibición de publicar libremente las ideas por la prensa. Es decir, la imposibilidad de hacerse oír. No es el caso de NC, que tiene a sus pies a todo el empresariado del cuarto poder, para decir lo que se le canta, que caualmente, poco tiene que ver con lo que piensa el pueblo argentino (ampliamente comprobado en innumerables elecciones). Nadie le impide ni le impidió, decir lo que quiso. Lo dijo. Así como vos cambiás de radio, los dueños de la radio cambiaron de periodista. Eso no es censura. En todo caso podría ser discrepancia. Pero los tipos se compraron una radio y no les gustó la línea que NC seguía y quieren hacer la suya. Si hay libertad de prensa para decir lo que dice NC, también la debe haber para decir lo contrario. Pues bien, afuera NC y que entre alguno que a ellos les guste. Total, como bien decís vos, si la gente no lo sigue, se les caerá el negocio. Pero es de ellos. Mientras tanto, tenés a NC disponible en cuanta radio del establishment anda dando vuelta -explicando su versión- y también lo tenés en TN. Expresarse se va a seguir expresando, con la mala leche a la que nos tiene acostumbrados.

  6. Si fuera una cuestión salarial,utilizaría un discurso solapado,lo cual no parece ser la conducta habitual de NC.Se,lamentablemente,que en el Capitalismo todo vale y sabemos como los empresarios consiguen lo que consiguen.Pero una simple oyente tiene también la libertad y derecho a escucharlo.Me privan y lo desmitifican.No estoy de acuerdo con eso. Gracias.

  7. Andrea, no tengo la intención de poner en tela de juicio la integridad de don Nelson. En absoluto. Pero vea, es una persona y como tal comete errores. Sabe mejor que nadie el lugar que ocupa en el periodismo nacional y hace legítimo uso de eso. Hizo lo que muchos hacen o harían si pudieran. Midió fuerzas con sus jefes y perdió.
    Más allá de eso, si no hubiera hecho un reclamo salarial, si no hubiera sacado al aire a un señor que denostara a sus jefes, la radio es una empresa. Libres pensadores y partidarios del capitalismo, tenemos que aceptar que los dueños de las empresas para las que trabajamos tienen derecho de elegir quiénes serán sus empleados. Es así en todos los órdenes y nadie dice nada. Las autoridades de Radio Del Plata resolvieron prescindir de los servicios de Nelson Castro. Nada de censura. Resolución empresarial.

  8. Nelson Castro es un periodista coherente,consecuente, valiente y ético. Sus ideas, comportamiento periodístico han sido constantes, invariables en sus PRINCIPIOS. Me resulta increíble el argumento “chusmerío” del Chavo F. Aún siendo NC una Institución y teniendo todo el derecho de cotizarse Oro,los empresarios sabrían obtener rentabilidad de las “supuestas” exigencias económicas de NC.Es represalia y CENSURA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s