Y si las coparticipamos, darán quórum?

Discurso de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, en el marco del sostenimiento de la actividad económica y la generación del empleo

Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señores Gobernadores de nuestras queridas provincias argentinas; señores Intendentes e Intendentas; señores legisladores y legisladoras, muchos ex compañeros de bancadas; señor secretario general de la CGT; señoras y señores: bueno, saben que en unos minutos más estoy partiendo para San Pablo, junto a la más nutrida delegación de empresarios de que se tenga memoria, vamos precisamente a cerrar lo que constituyó la Semana Argentina, en San Pablo, organizada por la poderosa federación empresaria paulista y allí seguramente nos vamos a encontrar con el Presidente Lula y con los empresarios, con los cuales compartiremos opiniones, pareceres, situaciones y posiciones, frente a esta crisis inédita mundial y seguramente tratar de arribar a posiciones comunes, en el marco de G-20.Pero yo quería, y les convoqué, especialmente hoy, para en el marco de los anuncios que venimos haciendo para el sostenimiento de la actividad económica y la generación del empleo y que estuvo, hasta ahora dirigida fundamentalmente a aquellos sectores privados o sectores de mercado, de la actividad privada económica, desde automotrices, desde electrodoméstico, políticas activas con el consumo; luego también las medidas para el campo, para todo el sector agrícola ganadero, que fueron – como lo ha fatigado hasta el cansancio la ministra Débora Giorgi allí – de 15 mil millones de pesos, durante el año pasado, y más de 5.300 millones, este año, con reducciones de derechos de exportación, eliminación en algunos casos, como en el de la leche, creo también que llegó la hora de apuntar con medidas al sostenimiento de la actividad económica, esta vez dirigidas a las provincias argentinas y a los municipios. ¿Por qué digo esto? Porque en múltiples charlas que sostengo cotidianamente con Gobernadores, con Intendentes, con legisladores es obvio que también este impacto de la crisis mundial no solamente llega a nuestro país, llega también a los municipios, a las provincias.

Si bien hoy nuestro ministro de Economía va a anunciar, nuevamente, un superávit fiscal, de más de 1.600 millones de pesos y hemos tenido también superávit comercial, lo cierto es que la recaudación ha crecido menos, al nivel que lo venía haciendo, durante todos estos años, y esto ha tenido seguramente y lo tiene impacto en las economías municipales – veo a varios Intendentes e Intendentas – y por supuesto, también, en las economías provinciales.

Por eso, he tomado la decisión, por primera vez en la historia de nuestro país, uno de los derechos de exportación más importante, en este caso el derecho de exportación a la soja, crear con él un Fondo Federal Solidario para ser coparticipado con provincias y con municipios, con el mismo sistema de la Ley de Cheques: 70 por ciento para la Nación y 30 por ciento para las provincias y que éstas, al mismo tiempo, repliquen hacia el interés de sus jurisdicciones, la misma coparticipación, como en los municipios, en 70 y 30. En los primeros, con los índices que cada provincia tiene, y luego dentro de cada provincia, con los índices que sus respectivas leyes de coparticipación provincial tengan. Pero respetando esta medida de 70-30 y además que estos fondos, que van a ser remitidos en forma automática de la misma manera que la coparticipación, a través del Fondo Nación, sin ningún cargo para provincias y municipios, sea destinado a infraestructura social: escuelas, viviendas, agua potable, cloacas. De modo tal, que la reasignación que la Nación hace de esta parte del superávit, vaya directamente al sostenimiento de la actividad económica y que impacte en la calidad de vida de la gente.

Ustedes saben que muchos me habrán escuchado muchas veces defender arduamente los derechos de las provincias y del federalismo argentino, cuando era legisladora. Yo creo profundamente en la redistribución del ingreso, en términos sociales y en términos geográficos. El compromiso de que por primera vez, esto que es un derecho implícito de la Nación, constitucional y que es un ingreso exclusivamente nacional, sea compartido con provincias y municipios, tiene por objeto hacer carne también que en momentos de crisis internacional ese federalismo no puede ser solamente una cuestión vinculada con la coparticipación, que está establecida en la Constitución, y con los impuestos que son coparticipables, sino en este caso, también, con un derecho que es de la Nación, pero que vamos a compartirlo con las provincias para seguir sosteniendo la expansión del gasto fiscal, con características de infraestructura y de esta manera sostener la actividad económica.

Para ello, voy a firmar, en el día de la fecha, un decreto de necesidad y urgencia; ustedes saben que he firmado creo que tres o cuatro nada más. ¿Este es el tercero? Bien, pero en realidad los decretos de necesidad y urgencia que ha firmado, también, el anterior presidente y en este caso esta presidenta, nunca han sido para quitarle nada a nadie. Al contrario, en este es un decreto de necesidad y urgencia para sostener a nuestras provincias y a nuestros municipios, y además, por supuesto,  también tener – al ser un decreto de necesidad y urgencia y ser remitido al Parlamento – el control parlamentario, que nuestra Constitución exige para este tipo de instrumentos y que puede ser llevado a cabo porque también, durante la anterior gestión y mi gestión como presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, por primera vez, desde 1994, reglamentamos, precisamente aquella comisión, que permite controlar, en forma efectiva, por parte de nuestro Parlamento, los decretos de necesidad y urgencia. Pero reitero, es un decreto de necesidad y urgencia, que tiene que ver precisamente no con sacar ni quitar, sino con dar; en definitiva, no como dádiva ni como regalo, sino simplemente con un criterio de país, en el cual todos tenemos que articular esfuerzos y todos tenemos que ayudar para poder salir adelante.

Sería fácil no hacerlo, pero realmente siento un compromiso muy grande con todos ustedes: legisladores, legisladoras, intendentes, gobernadores que han contribuido en estos años, a dar también el sustento para poder seguir creciendo. Lo que sí, le pido a todos: intendentes, intendentas, gobernadores, gobernadoras, mucha aplicación en la administración de los recursos, mucha enjundia, mucha responsabilidad, por supuesto que la tienen, pero todavía hay que redoblar los esfuerzos porque son tiempos de crisis y entonces es necesario redoblar ese esfuerzo para que cada peso, para que cada moneda pueda rendir más.

No es poco lo que se va a incorporar, se va a crear un Fondo Federal Solidario,  que no es coparticipación porque obviamente no puede serlo, pero que se maneja exactamente con los mismos criterios. Y va a significar, con precios actuales, 1.776 millones de dólares; 6.520 millones de pesos, más del 11 por ciento de lo que hoy se le distribuye en masa coparticipable a las provincias. No es poco, es mucho, significa también una disminución de nuestro superávit fiscal pero creemos que es necesario porque sostener las cuentas de la Nación también implica sostener la cuenta de las provincias y los municipios.

En cada uno de esos lugares, en cada una de esas provincias, en las más alejadas, en las más cercanas, en los municipios más urbanizados, en los más rurales, hay argentinos y argentinas que tienen, en este estado municipal o en ese estado provincial, lo más cercano para la resolución de sus problemas, de sus conflictividades.

Colaborar, desde el Gobierno Federal, con esta reasignación importantísima de recursos, que representa más del 11 por ciento de la coparticipación actual en materia impositiva, constituye el aporte, no como Presidenta solamente, porque tengo el poder de decidirlo, como argentina y como mujer del país profundo, que tiene convicciones en serio acerca de la redistribución del ingreso social y geográfico de este nuestro país la querida República Argentina.

Yo quiero convocarlos a todos, hoy aquí hay hombres y mujeres de nuestro espacio político, otros que no son de nuestro espacio político, pero todos somos argentinos. Yo creo que los momentos que está viviendo el mundo, inéditos, seguimos mirando noticias todos los días acerca de destrucción de empleos, de trillones y trillones de dólares que se colocan y que luego por allí se gastan en bonos, y escándalos todos los días, lo que nos obligan a todos a tener mucha templanza, mucha reflexión, mucho unidad nacional frente a esta situación que estamos viviendo, porque tenemos demasiadas responsabilidades, que no solamente son de la Presidenta o del oficialismo, también son de la oposición y también son de los sectores sociales y económicos, porque entre todos, con las diferencias naturales de todo debate democrático, con los distintos matices, con las distintas formas, todos tenemos la responsabilidad de asegurar que los coletazos de esta crisis lleguen en la menor medida posible al a República Argentina. Esto va a exigir un esfuerzo muy grande, una responsabilidad muy profunda, no solamente de quien decide, sino también de quien opina, sino también de quien legisla, sino también de quien gobierna en municipios, en provincias, de todos los argentinos, cualquiera sea el lugar que estos ocupen. Yo tengo mucha confianza, tengo mucha fe en que si articulamos una alianza que no tiene que ver con intereses políticos partidarios, una unidad que tiene que ver fundamentalmente con esto, con defender y representar los intereses de los trabajadores, de las mujeres, de los jubilados, de los docentes, de los profesionales, de los comerciantes, de las industrias a las cuales también tenemos que apuntalar, estamos tomando medidas puntuarles en todos los casos para que con los mecanismos de crisis que hemos adoptado ir obturando y solucionando allí donde hay problemas. Con mucho esfuerzo y con mucho compromiso de todos nosotros podemos hacer frente a esta espinosa situación, por definirlo de algún modo, de carácter internacional, que no hemos provocado pero obviamente también nos golpea.

Por lo tanto creo que esta decisión de hoy va en esa dirección, en la de contribuir no pensando en cómo me va a ir a mi, porque podríamos seguir diciendo lo bueno de los ingresos que tiene el Gobierno nacional mientras nuestras provincias y nuestros municipios sufren problemas. Creo que lo importante es saber que la patria somos todos, la Argentina somos todos,  no hay posibilidades que uno se salve mientras el resto se cae.

Por eso con mucho esfuerzo, con mucha responsabilidad, sé que circularon por ahí a partir de la decisión de convocarlos a ustedes las versiones disparatadas a las que estamos acostumbrados los argentinos, yo no me puedo hacer cargo de los disparates, de las cosas que se dicen o que se publican en letra de molde, o algún comentario en alguna radio o en algún canal de televisión, ya estamos acostumbrados, la presidenta y todos los argentinos, a escuchar cosas inverosímiles, tenemos un ejercicio en este sentido. Pero quiero darles a todos la tranquilidad de que seguimos y vamos a seguir tomando todas las medidas necesarias para sostener este proceso iniciado en el año 2003 y que nos ha permitido darle trabajo, producción, esperanzas e ilusiones a todos los argentinos.

Muchas gracias por la presencia de todos ustedes y a seguir trabajado cada uno en nuestro lugar, que es la mejor manera de hacer Patria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s