Carta abierta a Felipe II. Por Fatiga

Antes que nada quiero aclarar que no busco una explicación política, porque vengo adivinando desde ya que no la llegaría a entender. Quiero referirme más bien a una cuestión de ética que no termina de cerrarme.

Es que siguiendo las explicaciones que he visto en la prensa (muy contradictorias), veo que has decidido no renunciar a tu banca por el momento. Intuyo que el fundamento para no hacerlo es que entendés que cuando hace algo más de un año te eligieron diputado como cabeza de lista del FPV de la provincia, buena parte de los electores que te votaron te seguían a vos personalmente y que lo siguen haciendo ahora que decidiste pasarte a la oposición.

Tengo acá mi primer observación. Y es que no existe forma de medir certeramente la cantidad de votantes que se habrían pasado a la oposición con vos. Más si hago la simple cuenta de los porcentajes de las encuestas, que dicen que vos tendrías un 17% y NK un 40%. Si el resultado de tu elección como diputado fue de algo más del 40%, no parece que muchos de los seguidores de NK se hayan pasado con vos.

De todas maneras, voy a reconocerte que un número suficiente de votantes, como para erigirte diputado, se haya pasado con vos. ¿No te parece que estás traicionando a los restantes votantes de tu lista que sin duda son muchos más? Ya sé, imagino que una cuestión de principios (¿?) podría haberte obligado a abrirte del proyecto oficial, ahora, habiéndose incorporado los partidos políticos a la Constitución Nacional después de la reforma del ’94 y existiendo aún las listas sábanas, ¿no te parece que la banca no te pertenece a vos, sino que le pertenece al partido?

Está bien, sigamos. Supongo que tendrás tus motivos. Pero entonces me empieza a hacer ruido otro problema. Leí por ahí, que te presentarías a las elecciones si te dejaran ser candidato y que llegado el caso renunciarías. Después de que te dejaron ser segundo de De Narváez, y de explicar que no era necesario renunciar todavía, dejás entrever que cuando te elijan nuevo diputado renunciarás a tu banca actual. Entonces me pregunto ¿por qué presentarte a ser electo para un nuevo mandato si ya has sido elegido hasta el 2011?

Tengo tres respuestas posibles. Necesidad de conocer tu grado de aceptación en el electorado,  necesidad de presentarte por tu nuevo proyecto político, o bien, necesidad de asegurarte el cargo hasta el 2013. En el primer caso, siendo segundo en la lista, no podrías conocer tu grado de aceptación, por no estarla encabezando. Descartado.

En el segundo, estarías traicionando a los que te votaron en 2007 y luego se fueron con vos, que te habían elegido hasta el 2011. Descartado, aunque volveré sobre esto.

En el tercero, ni hablar, no creo que tengas la necesidad de asegurarte un cargo de diputado desde ahora. Descartado también, con lo que me quedo sin explicación.

Volviendo al segundo caso, si creyeras que es necesario presentarte por tu nuevo proyecto, no puedo entender como todavía no renunciaste a la banca del viejo proyecto. Y es que estás exactamente en las antípodas del proyecto anterior. Por lo tanto, si creés que en algún momento tenés que renunciar, no puedo entender como no lo hiciste todavía, más aún cuando ya hubo varias elecciones en las que fuiste contra el proyecto oficial (y ahora vemos que por estar fuera de él).

Realmente no lo entiendo. Y es que explicado así, como me lo permite mi limitado razonamiento, termina dando la sensación de que lo que privilegiás es el cargo por sobre todas las cosas. De ahí que dijeras que si te aseguraban que irías de cabeza de lista, te presentarías. Eso significaba, si te aseguraban la posibilidad de entrar, ¿o no?

Pero lo peor, a lo que verdaderamente temo, es que en realidad vayas por la última de las posibilidades. Y es que vos sabés que cuando renuncies a tu actual banca, quien la heredará, será un kirchnerista puro. Es decir que, en ese caso, le vas a estar regalando a los K, una banca más. La tuya actual. Banca que además le vas a restar a tu nuevo proyecto, con lo que en lugar de ser los nuevos elegidos más tu banca, van a ser apenas los nuevos elegidos (entre los que estarás). También debo decir, siguiendo mi propio razonamiento, que en este caso estarías en cierta forma traicionando a tus electores de 2007 que luego se pasaron con vos, porque los estarías dejando sin una banca que ¿era? de ellos.

En fin, no quiero confundirme. Decía que a lo que temo, entonces, es a que una vez electo, no renuncies a tu banca de 2007, sino a tu nueva banca de 2009. Y es que en este caso, no cederías al gobierno tu banca actual, mientras que sí permitirías que otro integrante de tu nuevo PROyecto, entrara también a la cámara. De paso, te asegurarías estar libre en 2011 para ser candidato a presidente, sin tener que renunciar a tu banca para la campaña.

Creo que en este último caso, harías una buena jugada política, pero enterrarías definitivamente a la ética que hoy te estás animando a poner en duda, desde que dolorosamente parecés privilegiar primero los hombres, después el movimiento y por último la patria.

_________________________

Gracias al inefable Aníbal Fernández por el título

_________________________

Breve comentarios. Por IGB

Fatiga, tengo sentimientos encontrados. Por un lado quedo agradecido por su contribución al blog con sus “ideas” y, permítame las comillas, porque por el otro lado no ha hecho más que trasmitirme su confusión. Felipe Solá tiene varias carreras corridas en este deporte. No olvidemos su pasado como ministro de la renovación peronista, como secretario de Menem, como primer candidato a diputado en 1991, como vicegobernador de Ruckauf y luego como gobernador de Buenos Aires. No llegó ayer. Lo conocemos con sus aciertos y sus errores. Analizar sus actitudes una vez que conocemos al personaje y el deporte que practica nos debería sentar en una vereda al menos diferente a la que usted elige desde la comodidad de su casa.
Sin pretender con esto defender al diputado, sea FPV, PJ, PJD o PRO, me parece que tenemos que ser un poco más justos. Solá fue primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, no integró la lista en lugares perdidos. Solá no era concejal de Carmen de Patagones cuando fue electo diputado, sin por esto desprestigiar a los concejales y mucho menos a los compañeros de Patagones, sino gobernador de Buenos Aires. Quiero decir, su imagen fue puesta al frente de la lista porque su nombre era una marca que el kirchnerísmo quería vender.
Su banca le pertenece formalmente, ahora si él resolviera dejarla el FPV se la quedaría. No es primero del Frente y después de Felipe. Es fácil darse cuenta de esto: si perteneciera primero al Frente lo hubieran sacado, como se saca a un ministro o secretario. Es cierto que si Felipe dejara su banca, la ocuparía un legislador del Frente que no llegó a “entrar” en las elecciones pasadas. Pero no nos engañemos, la banca le pertenece hasta tanto renuncie.
Sus razones para la renuncia son un capítulo aparte. En primer lugar está el deseo personal que cada uno de nosotros puede tener con la renuncia de Solá, los augurios de Lilita o la suerte de River con el Ogro Fabbiani. Solo deseos que nada tienen que ver con el deber ser. Renuncia si quiere.
Ahora no veo porque tendría que hacerlo. Como usted reconoce, parte de los votos de la lista de diputados en 2007 pertenecen a los legisladores y parte al proyecto que representan. Claro que en la medida en que bajamos en la lista de legisladores hay más del proyecto y de los que encabezan la lista que propios, no? Pensemos esto: si en las elecciones de 2007 entraron 21 diputados por la provincia de Buenos Aires, digamos que del 7 al 21 los eligieron íntegramente por el proyecto y los primeros de la lista. Y si no te desafío a que me digas los nombres de esos legisladores. De los primeros 7 podemos decir que la suma que cada uno aportó como voto propio va en aumento a medida que nos acercamos al primero. Sin poner porcentajes, podemos concluir que el primero de la lista entró en parte por el proyecto y en parte por su peso propio, como habíamos dicho, pero también podemos agregar que un porcentaje al que podemos llamar X de los 14 que entraron últimos deben su voto al primero. Con lo que Felipe Solá no solo tiene como propia su banca, sino que también tiene al menos al diputado número 21. Lo cual nada dice del legislador 21, pero sí da sobrado espacio a Solá para que crea que su banca es suya, y no del proyecto. Que se debe a sus votos y por tanto que, si el considera que el que cambió las reglas es el proyecto, que se debe enfrentar pero sin dejar de representar a sus votantes, que claro, si lo vuelven a votar puede renuncia a uno de los dos cargos y continuar.
En fin, decir categóricamente que tiene que renunciar es, al menos, apresurarse con injusticia. Cuando nosotros perdemos queremos que renuncie, si ganamos en la suma, nos reímos de las posibilidades que dan las negociaciones políticas. Tenemos que rever algunas de esas ideas, don Fatiga.

Anuncios

Un comentario en “Carta abierta a Felipe II. Por Fatiga

  1. Dos aclaraciones.
    1) El que habla de renunciar es él, no yo, y lo demuestra presentándose a una elección supuestamente innecesaria, porque su mandato vence en 2011.
    De hecho, llegado el momento va a tener que renunciar y esa renuncia no se va a deber a la coexistencia de los dos cargos sino a la razón que lo llevó a presentarse dos veces.
    2) Aclaro al principio que no busco la explicación política sino solo plantear una cuestión ética relacionada con el uso de los distintos cargos.
    Siguiendo tu razonamiento sobre la composición de los votos que se llevó la lista entera, no cabe ninguna duda de que la gran mayoría de los electores votó al proyecto y nunca esperó que sus representantes terminaran en la vereda de enfrente.
    Por otra parte, no existe la posibilidad de presentarse a las elecciones sin un partido político, lo que de por sí pone al partido por sobre los candidatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s