¡No te hagas el Gil, Lavedra!. Por Fatiga

Este tipo me merece mucho respeto. Fue integrante de la Cámara que condenó a las juntas militares. Sabe de derecho y es un radical que prestigia la política. Sin embargo en las últimas horas, probablemente urgido por la campaña, viene juntando un poco de pasto en el radiador.
Primero la chingó con las impugnaciones contra los candidatos del Kirchnerismo en la provincia, sosteniendo que no pueden ser candidatos, en el caso de Kirchner, por su domicilio y en el de Scioli y Massa , por tratarse de cargos que en el futuro no asumirán.
¡Vamos Doctor!, la residencia de Kirchner en la provincia es pública y notoria desde que dejó de ser presidente, no se ponga chicanero. Con respecto a las otras dos, más allá de que vayan a asumir o no, cosa que no me consta, no existe ninguna prohibición y usted, que viene del derecho penal, sabe que es un principio básico que todo lo que no está prohibido está permitido.
Después continuó derrapando al sostener en un debate televisivo que él pertenece a un partido que defiende las instituciones a ultranza y, cuando se le señaló que varias veces habían apoyado golpes, pidió no remontarse a la historia.
Y ahora, mira para otro lado y silba bajito cuando tiene como cuarta en su lista de capital a la candidata Marta Velarde, actual diputada por Santiago del Estero que obviamente no reúne, ni va a reunir al momento de asumir, los 2 años mínimos necesarios de residencia. La candidata se defiende diciendo que desde agosto de 2006 está en Buenos Aires por el desempeño de su cargo, omitiendo que el art. 34 de la Constitución Nacional –que ella como abogada y profesora de la facultad de derecho, debe conocer bien-, dice claramente que el servicio federal, tanto en lo civil como en lo militar, no da residencia en la provincia en que se ejerza, y que no sea la del domicilio habitual del empleado. Tampoco da residencia el ser profesor regular de la facultad, porque perfectamente se puede dar clases regularmente viviendo en una provincia distinta.
¿Y, ahora que vas a hacer, Ricardo? ¿La vas a impugnar también a ella o te vas a distraer?
Para que no decline el respeto que todavía te tenemos, desde acá te decimos: ¡No te hagas el Gil, Lavedra!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s