Sentencia

Que en un sector de la población, léase esto como una organización cultural o económica, deportiva o política, la distribución de tareas no se ajuste a derecho, no quiere decir que deba aplicarse sobre este una ley especial.

La ley es la ley. No importa si el manager de Callejeros tenía perfil bajo o sólo era un amigo que cobraba un sueldo para descontar ganancias. Lo importante es que era el manager. Su trabajo, entiende el derecho, eran las contrataciones de la banda. No puede pretenderse que en este caso en especial se aplique una ley diferente porque no tenía carácter para imponer su opinión. La banda, entiende el derecho, toca música y contrata a un manager para que se ocupe de lo que la banda no se ocupa.

La sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal N° 24 donde se tramitó el juicio por el incendio en el boliche Cromagnon donde murieron 193 personas fue controvertida. No por su contenido. No por no estar ajustada a derecho. No por sospechas de beneficios especiales obtenidos por el poder económico o político. La sentencia fue controvertida porque las sentencias son controvertidas. Si no lo fueran no existiría la justicia. No sería necesario someterse a un tercero para dirimir un litigio.

Que sean controvertidas no las hace injustas. Que una parte sostenga que la sentencia fue demasiado dura o demasiado blanda, y por lo tanto no la considere justa, no hace que la sentencia sea injusta. Sólo para las partes damnificadas por la sentencia puede haber dudas y por eso existe la apelación. Si la sentencia de primera instancia no es la que se esperaba, busquen mejorar o retrucar argumentos para que en segunda instancia les den la razón. Pero no digan que no hay justicia, menos aun saliendo del Palacio de Tribunales donde acaban de escuchar una sentencia, coronación de todo juicio.

Apelen. Busquen la instancia superior. Estarán reafirmando la existencia de justicia.

La evidente objetividad de esto no es exigible a las partes. No pretendan que quien acaba de escuchar que se lo condenó a perpetua defienda la sentencia como ‘la voz de la primera instancia’. Es parte. Está damnificado por esa sentencia. Tampoco pretendan que quien tiene un muerto en el expediente y se constituyó querellante, al escuchar una absolución diga que ‘solo fue la voz de la primera instancia’. Recuerden que es parte. Que por eso existe la justicia: un tercero capaz de resolver un litigio luego de escuchar a las partes y analizar las pruebas presentadas. Esa es la labor de la Justicia.

La ley es la ley. La sociedad, a través de sus representantes en el Parlamento, es responsable de la ley que aplican los jueces.

El Tribunal entendió que los integrantes de la banda Callejeros no tenían responsabilidad penal en el incendio del 30 de diciembre de 2004.

La Cámara recibirá la apelación presentada por las partes y dictaminará, luego de estudiar el expediente y hacer las consultas que considere pertinentes.

No sumaré este espacio a la pelea mediática sobre el Consejo de la Magistratura, el poder político y la culpabilidad que los funcionarios tienen desde la presidencia de Bernardino Rivadavia a la fecha. No es todo lo mismo. No confundamos.

El miércoles 19 de agosto de 2009, cuatro años, siete meses y 20 días después del incendio en Cromagnon, la justicia dio su veredicto sobre quiénes fueron penalmente responsables de la peor tragedia que recuerde la ciudad de Buenos Aires. Pero fue la existencia de justicia, jueces, fiscales y defensores, la que permitió que hace dos días escucháramos una sentencia. Hay 193 víctimas fatales. Hay culpables. Hay condenados. Que los 193 fueran fanáticos de una banda de rock y que la tragedia ocurriera mientras la banda daba un recital no hace a sus integrantes necesariamente culpables. No para la justicia que los juzgó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s