Macri muestra sus formas


El viejo truco de victimizarse. Por Werner Pertot

Dijo que presentará una denuncia contra la Policía Federal por un presunto espionaje. No explicó qué hacía James, preso por pinchar el teléfono de un familiar de la AMIA, en el Ministerio de Educación. Narodowski y Montenegro van hoy a la Legislatura.

Mauricio Macri optó por profundizar su estrategia de eludir responsabilidades. Visiblemente fastidiado, cuestionó al juez que investiga la causa, a los opositores porteños y le apuntó al gobierno nacional: hoy presentará una denuncia por un presunto espionaje de la Policía Federal a la Metropolitana. Sin aportar ninguna explicación sobre la participación de Ciro James en la gestión PRO, el jefe de Gobierno negó que hubiera trabajado en la seguridad de Boca y en las empresas de su familia. Pese a que alegó que no tienen responsabilidad, los ministros de Justicia, Guillermo Montenegro, y de Educación, Mariano Narodowski, irán hoy a la Legislatura a dar explicaciones. Desde el gobierno nacional, en tanto, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, respondió que “Macri, Palacios y Chamorro querían crear una SIDE paralela en la ciudad”.

El miércoles, este diario consignó la estrategia que definió el macrismo en una reunión de su cúpula: decir que James fue un “infiltrado” y que la causa es contra la Metropolitana. Luego de que trascendieron los llamados cruzados entre James y el jefe de esa fuerza, Osvaldo Chamorro, y se supo que el presunto espía llamaba desde la zona del Ministerio de Justicia, Macri se reunió con su mesa chica anteayer a la noche en la casa del jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta. Estuvieron el secretario general Marcos Peña y Montenegro. Allí resolvieron denunciar al gobierno nacional. Terminaron de redondear la estrategia en otro encuentro ayer en Bolívar 1.

Así, a tres semanas de que comenzara el escándalo de espionaje a un familiar de una víctima de la AMIA, el jefe de Gobierno reaccionó con una conferencia de prensa –en la que no permitieron que Página/12 hiciera preguntas– a la que asistió buena parte del gabinete porteño. Junto a Macri se sentaron Peña, Larreta, Narodowski y Montenegro. Desde la primera fila, miraban la ex vicejefa Gabriela Michetti; el jefe del bloque PRO en Diputados, Federico Pinedo; el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti; el vicepresidente primero de la Legislatura, Diego Santilli, y buena parte de los legisladores macristas. Las presencias dieron una idea de la preocupación que existe en la gestión PRO.

Macri empezó diciendo que “en nuestro país no hay un día en que no se produzca un hecho de violencia”: dijo que “hace pocas horas” escracharon al senador Gerardo Morales (en realidad, fue hace varios días), y que “persiguen al periodista Carlos Pagni y a la señora de Noble de Clarín”, por el proyecto de ley de métodos alternativos para obtención de ADN. “El gobierno nacional no ha parado de boicotear a la Metropolitana, pero no imaginamos que iban a venir con algo tan sórdido y organizado”, teatralizó Macri, quien aseguró que James “trabaja en la Federal desde 1998” y su jefe era un subcomisario de apellido Vilas, que hoy revistaría en el norte, en “una de las divisiones más investigadas por narcotráfico”.

Macri sostuvo que “Oyarbide investiga de una manera inentendible. No tiene ninguna lógica la forma en la que encaró la investigación”. Montenegro lo respaldó y estimó que no se entiende por qué la causa no está radicada en Misiones. Luego denunció que desde marzo “teníamos un auto de asuntos internos de la Federal en la puerta del ministerio sacando fotos y todos los policías que quisieron venir fueron sumariados por la Federal”. También dijo que el jefe de la Federal nunca recibió a Palacios.

“No dijimos nada antes porque entendimos que iba a venir la cooperación”, dijo Montenegro para justificar por qué no hicieron la denuncia en su momento. Anteayer, Macri hizo un planteo similar sobre el hallazgo de micrófonos: en el gobierno porteño admitieron que tampoco hicieron la denuncia correspondiente. En la gestión PRO, dicen tener fotos de autos sin identificación, pero ayer no las mostraron. También piensan revisar las cámaras de seguridad de la puerta del ministerio.

Sobre las llamadas a Chamorro, Macri aseguró que si se trata de un Nextel “hay innumerable cantidad de clicks”. “Es todo una mentira detrás de otra. No trabajó en la seguridad de Boca, ni en una empresa familiar”, sostuvo Macri, que se quejó de que los periodistas se enteran de las medidas judiciales antes que los funcionarios porteños.

–¿Qué hacía James en el Ministerio de Educación? –preguntó una periodista de Radio Del Plata.

–Formulaste mal la pregunta. El mintió. Se presentó como abogado y después descubrimos que no era –le contestó Macri, pese a que su gobierno difundió el carnet de abogado de James. La cronista insistió y Macri le pasó el micrófono a Narodowski, quien dijo que “era una persona conocida, que circulaba por el Ministerio de Educación”.

Luego de la conferencia, Santilli se reunió con los jefes de bloque de la oposición porteña y les informó que, tras el intento de interpelación, hoy a las 16 concurrirán Montenegro y Narodowski a dar explicaciones.

Ante la denuncia de “boicot a la Metropolitana”, les respondió el ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien consideró que “la modalidad de Macri es que frente a cualquier hecho anormal, buscan responsabilizar en otro lado”. “Esa conferencia fue un bochorno, hablaron de todo menos de lo que tenían que hablar. Si lo pusimos nosotros, después les agarró el síndrome de Estocolmo y se lo llevaron a trabajar con ellos”, ironizó Aníbal Fernández, que insistió con que “un aspirante en ningún lugar del mundo siquiera lo ve al jefe de policía y acá tiene cien llamados con Palacios. Y hay siete llamados con Chamorro”. “Es Macri el que tiene que explicar a quién estaban escuchando y qué pretendían sacar con lo que estaban escuchando”, advirtió.

“Macri es un irresponsable y auspicia un conflicto entre la Federal y la Metropolitana. Esto lo único que genera es mayor inseguridad”, cuestionó el legislador de la CTA Martín Hourest. Aníbal Ibarra sostuvo que “en ningún momento Macri pudo decir de qué trabajaba James en Educación, donde cobraba 6500 pesos mensuales”. La legisladora Gabriela Cerruti planteó que Macri “trata de convertir el tema en una interna con el gobierno nacional para no responder cómo y por qué le encargó a Palacios que montara una central de inteligencia dependiente del gobierno de la ciudad”. E insistió con el pedido de interpelación a los dos ministros para determinar si James trabajó en Boca y si lo trajo al gobierno el ex gerente de ese club, Andrés Ibarra, actual subsecretario de Gestión Económica del Ministerio de Educación.

________

Publicado por Página 12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s