Poniendose con las costas

Las costas las paga Clarín

Clarín

El Grupo Clarín recibió este viernes un duro revés judicial en su búsqueda por conseguir la aprobación de la fusión de Cablevisión con Multicanal. La Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo revocó la decisión del magistrado que en primera instancia aprobó la fusión de las operadoras de cable, y validó una resolución del Comfer que deja sin efecto la fusión, obligando a Cablevisión, del Grupo Clarín S.A., a desprenderse de gran parte de sus licencias.
La empresa había conseguido una medida cautelar que dejaba en suspenso los efectos de la resolución del Comfer, pero la decisión última del tribunal dio lugar a la determinación de que la unión de las empresas infringe el régimen de multiplicidad de licencias.

De esta manera, el dictamen de la Cámara hace lugar a los recursos de apelación presentados por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia y por el Comfer, revoca la medida cautelar ordenada en primera instancia, por la que se dispuso la suspensión de los efectos de las resoluciones de ambos organismos y obliga a “la actora vencida” (léase Cablevisión) a hacerse cargo de “las costas de esta instancia”.

El diario Clarín, sin embargo, publicó este jueves en su edición digital que “fuentes de Cablevisión, dijeron que dicha operación (la fusión entre las operadoras de cable) “se encuentra aprobada, firme y no está cuestionada judicialmente’”; y que “la empresa no fue notificada de ninguna decisión judicial”. Agrega además que el fallo no se expide sobre la fusión sino sobre dos medidas administrativas, que “resultan ajenas a la cuestión de fondo debatida en la causa”.

Antecedentes. En septiembre de 2009, el Comfer dictó la resolución 577 a partir de la cual se denegaba el pedido de Cablevisión de dejar a su nombre una gran cantidad de licencias, fruto de las fusiones que la empresa había obtenido en los últimos años. Según la compañía, “la superposición de licencias se produjo en virtud del proceso de reorganización societaria, ya que Cablevisión, en su calidad de sociedad absorbente, ha devenido continuador de una licencia de servicios complementarios para la misma localización”.

Según el Comfer, esta explicación es inexacta ya que, por el contrario, “el proceso de acumulación de licencias se ha verificado en forma prolongada en el tiempo por parte de Cablevisión”.

A raíz de esta resolución, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, dicta la resolución 106, a partir de la cual ordena una auditoría para verificar si la empresa había cumplido con las condiciones impuestas en el momento de aprobar la unificación de Cablevisión y Multicanal, en diciembre de 2007.

El grupo mediático solicitó una medida cautelar pidiendo la suspensión de las resoluciones de ambos organismos. En primera instancia, la Justicia les dio la razón, pero el viernes los camaristas Jorge Esteban Argento y Carlos Manuel Grecco consideraron que tanto la Cndc como el Comfer son organismos habilitados para aplicar la ley de defensa de la competencia y la ley de radiodifusión, respectivamente.

El argumento del Comfer para denegar el pedido fue que la renuncia de la empresa a algunas licencias era “meramente nominal”. Según la resolución firmada por el interventor del organismo, Gabriel Mariotto, la compañía “desiste en todo caso de las resoluciones que adjudicaron las licencias a las empresas, pero su desistimiento no incluye infraestructura, las redes, los cabezales y otros elementos, su reparación y mantenimiento, así como de las tareas asociadas a la gestión de captación, información, cobranza y atención del abonado ni tampoco incluye los servicios de frecuencias radioeléctricas incorporados a las licencias de las cuales desiste”.

Según el artículo 43 inciso b de la ley 22.285 –que sigue en vigencia hasta tanto se reglamente la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual– una misma persona física o jurídica sólo puede tener una licencia de servicios complementarios de radiodifusión en una misma localización. Si bien la ley no fija una máximo de licencias de cable, a raíz de la fusión, Cablevisión infringe la ley al tener más de una licencia de cable en una misma localidad. La propuesta de la empresa fue entonces adecuarse a partir de una suerte de renuncia a las licencias que tenían en exceso, una renuncia nominal. Lo que significa que la empresa sólo renuncia al documento en papel que significa la licencia, y se queda con lo que verdaderamente vale: la sustancia, la estructura y la frecuencia.

A partir de la decisión de la Justicia de frenar la fusión de las operadoras de cable, el fallo hace lugar a la resolución del Comfer que establece que “la conducta de la empresa incumple incuestionablemente el régimen de multiplicidad de licencias, viola las cláusulas de titularidad, realiza prácticas monopólicos e incumple la prohibición de maniobras de simulación”. Ordena a Cablevisión a que en un plazo de 30 días informe al Comfer la nómina de licencias con las que optará continuar, y presentar en el término de 60 días un plan de adecuación para evitar la multiplicidad de licencias.

____________________________________________________

Publicado en Miradas al Sur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s