Asco y pena

Lo que dijo Fito Paez es una pálida sacarina comparado a lo que realmente debe decirse del electorado porteño. Que el diario Página 12 quiera limpiar silencios hipócritas de sus plumas entregandole la contratapa merece una crítica a parte. Sinceremos de una vez por todas el mensaje. Todo el mensaje. 678 lucha todos los días por aclarar quien es quien y desde dónde habla cada uno. Página 12 tiene que tener en la pluma propia notas sobre el triste electorado porteño al que nada le importa el Fino, Posse, la UCEP y el me recago en el prójimo del propio Macri. Lo tiene que hacer porque es Página 12. Quién es quién y el lugar de pertenencia desde donde se opina es algo que defendemos desde 2003 como nunca antes.

Lo que dijo Fito Paez queda en un muy segundo plano y no tiene ninguna importancia.
¿Qué dijo? Nada. Nada que no sepamos. Nada nuevo.
¿Dónde lo dijo? En la contratapa de Página. Todo está en su lugar. ¿Qué nos exalta!?

El flaco favor a Filmus? El 30% de Buenos Aires está de acuerdo. Un 50% cree que Fito es un boludo, que el gobierno nacional una dictadura o que CFK es la amante de Amado. A quién le importa!? Dentro de ese 50% dicen muchos hay un votante de CFK. Pensemos un minuto en ese votante. Pensemos en su perfíl. Pensemos en el voto a Macri y su razón. La conclusión más fácil y seguramente más cierta es que el tipo no quiere cambios. Como estamos, estamos bien. Bueno, ese voto de Macri leerá la nota de Fito y… votará nuevamente por Macri? Ahora el punto importante es el 20% de Pino y demás. Ese es el voto! Qué piensa el votante de Pino de Paez? Cuánto le importa a ese votante a conquistar que un artista como FP diga tan claramente que Macri da asco?

Lo más probable es que nada cambie la contratapa en cuanto a voto. Solo sirve para que el 50 aludido ponga el grito en el cielo, como lo hace con las carteras, el luto mentiroso o la bipolaridad de la presidenta. Me parece que la crítica de los propios tiene más que ver con la impotencia por la paliza y canalizó una tristeza o bronca por el lugar equivocado. Las cartas están totalmente echadas. Y por suerte! Era hora de ubicarnos y ubicarlos públicamente. Era hora!

Norberto Galasso en su Carta abierta a Fito Páez fue más claro: no dan asco, dan pena. No son unos hijos de puta, son unos pobres imbéciles que votan por un sentido de pertenencia a una clase que los oprime. Son idiotas útiles.

Y vaya si le asiste razón. Cuando la confusión llegó al río en 2008, 300 mil porteños se manifestaron en defensa de los intereses de los dueños de la carne y el pan. Reclamaban mejores ganancias para el almacenero aún a su propia costa. Y no era un acto solidario por la bonanza propia, fue un acto estúpido propio del idiota útil.

El próximo 31 de julio Buenos Aires votará nuevamente y muy probablemente le dará 4 años más a Posse, el Fino, la UCEP, el aumento del ABL, el recorte al Garrahan, el abandono total a lo público, Macri y la recalcada… Lo hará por necesidad de pertenencia. Por la triste necesidad de pertenencia al club donde los pisan y desprecian. Dan asco. Dan pena.

_

Por Indalecio González Bergez
indaleciogb@gmail.com

Anuncios

Un comentario en “Asco y pena

  1. El insulto es un exabrupto que mezcla la declaración de malestar e ira, con la sorpresa. Hasta ahí, diría que uno comparte plenamente los dichos de Fito.
    Después llega el momento de la reflexión, y ahí aparece la visión más fría y abarcadora de Galasso.
    Pasados esos dos momentos, llegó el turno de sacar conclusiones válidas, dirijidas al objetivo que nos proponemos, y eso es hacer la mejor elección posible (en este caso, segunda vuelta) en la Capital. Es el momento pleno de la política como ciencia de la transformación, como esencia de la discusión. Llegó el momento de militar para modificar el voto de aquellos que no votaron por nuestra propuesta. Y eso no se logra ni insultando ni limitándose a explicar la situación.
    La democracia es un sistema imperfecto, pero claramente ha demostrado ser el más adecuado. Si defendemos a la democracia como sistema, debemos antes que nada reconocer que algo no hicimos bien para la elección, porque lo cierto es que casi la mitad de los votantes se inclinó por aquello que aborrecemos. Debemos preguntarnos si solo nosotros podemos verlo así o si no supimos transmitir una propuesta mejoradora.
    Urge diagnositcar las causas para diseñar y poner en práctica las nuevas estrategias, porque sabemos que una gran parte del voto de Macri es anticristina, pero hay otra parte muy importante, que probablemente la vote en octubre. Es a esos a los que tenemos que llegar. Es a esos a los que tenemos que convencer.
    Mordernos la cola, o ahondar en las críticas de 678 a Macri, sólo servirá para que los que votamos a Filmus volvamos a hacerlo, pero no nos va a acercar ni un voto del otro lado.
    Seguramente haya que ir a buscar a los votantes. Escucharlos (¿tocarles el timbre?), mostrarse, contar propuestas de la ciudad y no de la nación. Criticar a Macri ya demostró que no alcanza y tal vez hasta haya sido piantavotos.
    Vayamos por las propuestas, por el futuro, por lo que se puede hacer, por lo que queremos lograr, por la inclusión, por la recuperación de la cultura y la educación, pero también por la paz y la seguridad que esos votantes reclaman.
    Es decir, esta vez, no hagamos contra, hagamos política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s