OBLIGADOS a OBLIGARNOS

Se debaten todos los días derechos y obligaciones.

El voto a los 16, la libertad de tránsito, de huelga, de salir del país, de adquirir bienes y divisas, de trabajar, de estudiar, de vivir, etcétera.

La lista de derechos es superior al número de habitantes y está bueno que así sea. La de obligaciones es más difícil de hacer, aunque en las básicas uno puede encontrarse con rapidez: obligados a vivir en sociedad, a votar, a respetar, a pagar impuestos, a… ah, no? Ya tan rápido nos separamos en distintos grupos? Es fácil encontrar un derecho, pero difícil una obligación.

Para propios y ajenos los derechos se demandan en bloque. Ahora qué ocurre cuando se cercenan derechos que afectan a terceros? Qué derecho tenemos unos para privar a otros, cuando el libre ejercicio lejos de privarnos, en nada nos afecta?

Es fácil nuevamente enumerar en este sentido, pero como para muestra un botón es suficiente, me quedo con el matrimonio igualitario. Qué derecho nos asistía a los heterosexuales a ser exclusivos del derecho al casamiento?

Las mujeres adquieren, con los años y desde hace muy poco tiempo, nuevos derechos con el objetivo final de que sean consideradas en el corto plazo lo más parecido a un humano que se pueda. Las mujeres pueden votar, por ejemplo. Esto equivale a opinar, pensar, decidir, etcétera. Pero lo hacen, en Argentina al menos, desde hace apenas 60 años. Las mujeres pueden fumar en público, usar pantalones y hasta el pelo suelto. Un libertinaje!

No solo eso. En los últimos años se les permitió tomar decisiones, sin autorización de un hombre, sobre su cuerpo. Una mujer puede agregarse o quitarse tetas, culo, cintura, piernas, etcétera. Puede desnudarse para una revista y hasta incluso cobrar por eso. Las mujeres manejan autos y en algunos países se postulan para gobernarlos! En muy pocos, HASTA GOBIERNAN!!!

Las mujeres adquieren derechos. Ya casi son humanos.

Sin embargo a no exagerar. Pueden mucho, pero no todo. Por ejemplo: una mujer puede operarse las trompas, instalarse dispositivos intrauterinos o tomar pastillas anticonceptivas, pero no puede terminar con un embarazo por su propia voluntad. Es fácil de entender esto para un extraterrestre: en el embarazo la mujer no está sola, tiene dentro suyo algo que salió de un hombre!

Las mujeres adquieren derechos, lentamente, pero los adquieren. Por ejemplo si el hombre es claramente un delincuente -violación-, puede terminar con ese embarazo. En cualquier otro caso no. Aún en ese caso el tema es discutible. El violador no deja de ser un hombre!

Las mujeres no adquieren derechos.

Hacen con su cuerpo lo que quieran, menos quitar lo que un hombre puso. Eso no. Si el espermatozoide terminó el recorrido y fecundó, esa mujer pasa a ser de todos hasta que nazca una nueva persona. Ahí dejará de ser importante nuevamente. Ni ella ni su hijo serán de interés para la sociedad.

De qué derechos me hablan?

Las mujeres pueden perder embarazos por causas naturales y será mala suerte. Lo que tenían dentro se irá por el inodoro o será un desecho hospitalario y a otra cosa. Será la próxima y todos seguimos como si nada.

Si una mujer aborta por decisión propia está matando un niño y matar es ilegal.

No importa que nuestra legislación civil y penal marquen enormes diferencias entre un feto y un niño. No importa tampoco que la psiquis de una madre y un padre también marquen una inobjetable diferencia entre uno y otro. No importa.

Abortar es un derecho de quienes pueden pagar entre 3 y 7 mil pesos. Nace un derecho. El derecho de quien tiene esa cantidad (más menos dependerá de la clínica, zona, internación, etcétera) a hacerse un aborto. De ser mayor de edad bastará incluso con su sola declaración de intención ante el médico responsable y se le practicará un aborto seguro.

Abortar para quien no cuenta con esas cantidades es un riesgo de vida alto. Todos los días cientos de chicas se hacen abortos seguros a cambio de más menos pesos. Todos los días mueren chicas por abortos caseros, con curanderos y vecinos por pocos pesos o incluso gratis. Pero mueren. O quedan con secuelas irreversibles, las más de las veces con la imposibilidad de nuevos embarazos.

Mientras nos oponemos a la despenalización mueren chicas solo porque son pobres, mientras aumentan los ingresos de las clínicas que los practican con seguridad e higiene a quienes si pueden pagar.

Porque la despenalización no aumentará los abortos, solo los hará seguros para todos, sin importar condición económica.

Porque estamos OBLIGADOS a ser más justos, a incluir, a sumar, a no discriminar, a dar más DERECHOS para todos. Porque hay que obligarse por los demás, por la vida de todas las que la perdieron o la están por perder por el solo hecho de haber nacido sin plata en un país de hipócritas.

POR LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO YA!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s