Quiero dirigirme a los que son y se sienten parte de este proyecto

Por Cristina Fernández de Kirchner
La política, no el kirchnerismo. La democracia, no el peronismo, necesitan que no termine solo en la condena de un funcionario.
cfk_cientificos_210416_26356117580_o

Durante ocho años goberné para todos los Argentinos. Para los que me querían, para los que me respetaban, y también para los que me agredían e insultaban como nunca se hizo con ningún presidente en la historia. Sé que ser mujer fue un agravante.

Hoy quiero dirigirme a quienes saben que en estos doce años y medio construimos derechos, como no se había hecho desde el primer peronísmo. A quienes se rompieron el alma militando porque sintieron y sienten que, por primera vez en mucho tiempo, las utopías dejaban de ser solo eso y se transformaban en una vida mejor para todos los Argentinos. Aún, para aquellos que nunca nos quisieron ni nos querrán, hagamos lo que hagamos.

Quiero también dirigirme a quienes por primera vez, y en distintos lugares, se incorporaron a la política, porque los convocó un proyecto donde el amor por la Patria y la solidaridad con el prójimo, son su motor.

A quienes hoy siento y sé, que están profundamente dolidos como si alguien les hubiera pegado una trompada en el estomago. Sí, esta vez quiero dirigirme a los que son y se sienten parte de este proyecto.

A los que lo construyeron. A los que lo aman. A los que sufren por lo que está pasando. A ellos quiero decirles que creo que palabras como repudiar, rechazar o condenar, no alcanzan.

Yo quiero saber quiénes son, además del Ing. López (Secretario de Obras Publicas durante mi gestión), los responsables de lo que pasó. El dinero que el Ing. López tenia en su poder, alguien se lo dio. Y no fui yo. Ni ninguno de los miles de militantes que integran este espacio político. Que nadie se haga el distraído. Ni empresarios. Ni jueces. Ni periodistas. Ni dirigentes. Cuando alguien recibe dinero en la función publica, es por que otro se lo dio desde la parte privada.

Esa es una de las matrices estructurales de la corrupción a lo largo y a lo ancho de nuestra historia y de la universal. La otra, infinitamente más profunda aún, y sus efectos más terribles: la aplicación de planes políticos y económicos que enajenan el patrimonio nacional, endeudan al país y someten a la miseria a millones de argentinos. De esa matriz dan cuenta también, desgraciadamente, pasado y presente de nuestra historia y de otros pueblos del mundo.

Tal vez, hechos grotescos y escandalosos como el que hoy nos ocupa, sirvan para ocultar durante un tiempo, el plan político y económico que está causando estragos en la mayoría de los sectores sociales y económicos de nuestro país y que ayer tuviera un nuevo capitulo legislativo.

La política, no el kirchnerismo. La democracia, no el peronismo, necesitan que esta vez, todo no se termine solo en la condena de un funcionario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s